La Junta de Castilla y León interviene el Centro Privado “Caracillo” en Ciudad Rodrigo (Salamanca) y reubica a varios de sus mayores para garantizar la atención

Las consejerías de Familia e Igualdad de Oportunidades y la de Sanidad han decidido trasladar a una treintena de personas, sin síntomas compatibles con COVID-19, a la residencia privada “Montevideo” de Salamanca para aligerar así la carga asistencial del centro mirobrigense y poder dispensar la atención a los mayores con la plantilla actual.

Debido a la situación originada ante la falta de personal detectada en el centro de carácter privado “Caracillo “ de Ciudad Rodrigo (Salamanca), que cuenta con un total de 74 residentes, la Junta de Castilla y León ha decidido adoptar una serie de medidas para garantizar la adecuada atención a los mayores, de conformidad con lo establecido en el artículo 5 de la Orden SND/275/2020, de 23 de marzo, en relación con la mencionada Orden SND/265/2020, de 19 de marzo y la Orden SND/295/2020, de 26 de marzo. Por ello, ha procedido a nombrar como director a un empleado público y al traslado de 30 de los 74 residentes a la residencia privada “Montevideo” de Salamanca donde ocuparán un ala independiente, a pesar de que ninguno de los 30 mayores que allí se desplazan, presentan síntomas compatibles con COVID-19.

De esta manera, se aligera la carga asistencial de los trabajadores del centro “Caracillo,” ya que en la actualidad permanecen en él 44 mayores. Además, de los veintiún trabajadores con los que cuenta en plantilla, siete han causado baja laboral (cinco han dado positivo en COVID-19 y dos presentas síntomas compatibles).

 La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y la de Sanidad agradecen la disposición mostrada por la residencia privada “Montevideo” (Salamanca). Asimismo, lamentan los inconvenientes que puedan ocasionar a los usuarios y familiares este tipo de decisiones, que tienen como objetivo principal garantizar los cuidados y la atención de nuestros mayores.