La Junta destina 55 millones para fomentar la protección y el acceso a la vivienda y estimular la construcción

Se podrán beneficiar 10.000 familias extremeñas a través de 9 programas diferentes que ya están aprobados

La Junta de Extremadura destinará 55 millones de euros, procedentes de fondos autonómicos y estatales,  para fomentar la protección y el acceso a la vivienda y estimular la construcción en la comunidad autónoma, a través de nueve programas de ayudas aprobados por el Gobierno regional,  según ha explicado la consejera de Movilidad, Transporte y Vivienda, Leire Iglesias.

El objetivo de dichos programas es proteger a la ciudadanía, con ayudas como las de alquiler covid o las complementarias; fomentar el acceso a la vivienda, como en el caso de las ayudas al alquiler; y estimular la rehabilitación para actuar como motor de riqueza, con ayudas como la directa a la entrada,  el PEEVE, ayuda al promotor, el programa Houseenvest o el Programa de Activación de la Demanda. 

PROGRAMA DE AYUDA AL ALQUILER DE VIVIENDA EN RÉGIMEN GENERAL

Esta línea, que cuenta con un presupuesto de 2 millones, está destinada a arrendatarios de vivienda habitual con ingresos iguales o inferiores a tres veces el IPREM y cuyos ingresos familiares brutos sean iguales o superiores al importe de la renta anual de alquiler, entre otros requisitos.

El objetivo es facilitar el acceso a una vivienda en régimen de alquiler a sectores de población con escasos medios económicos, mediante ayudas directas a los inquilinos para que puedan financiar una parte de la renta de la vivienda alquilada.

PROGRAMA DE AYUDA AL ALQUILER PARA JÓVENES Y AYUDA DIRECTA A LA ENTRADA

De este programa, que dispone de una partida de 2.4 millones de euros , se pueden beneficiar jóvenes menores de 35 años que sean arrendatarios de vivienda habitual, con ingresos iguales o inferiores a tres veces el IPREM y cuyos ingresos familiares brutos sean iguales o superiores al importe de la renta anual de alquiler, entre otros requisitos. La cuantía de la subvención será del 50% de la renta mensual de alquiler.

Esta convocatoria tiene por objeto facilitar el acceso al disfrute de una vivienda digna y adecuada en régimen de alquiler a los jóvenes con escasos medios económicos, mediante ayudas directas al inquilino, al tiempo que se dinamiza el mercado del alquiler. 

Por otra parte, el programa de ayuda directa a la entradacuenta con un presupuesto de 3.150.000 euros y está dirigido a compradores de viviendas protegidas de nueva construcción con ingresos anuales que no excedan de 3,5 veces el IPREM, con una subvención que oscila entre los 3.000 y los 10.000 euros.

PROGRAMA DE AYUDAS AL PROMOTOR DE VIVIENDA PROTEGIDA DE NUEVA CONSTRUCCIÓN

La consejera explicó que la convocatoria de este programa cuenta con presupuesto de 1.019.000 euros y que tiene por objeto fomentar la promoción, con destino a la venta o arrendamiento, de viviendas protegidas de nueva construcción de régimen especial, incluidas sus distintas modalidades.

Las ayudas, que tienen una cuantía de 4.000 euros por vivienda, van dirigidas a los promotores que hayan obtenido la calificación provisional de la vivienda protegida de nueva construcción de régimen especial con destino a venta o arrendamiento, incluida su modalidad de vivienda protegida del programa especial.

PROGRAMA DE AYUDAS COMPLEMENTARIAS AL ALQUILER DE VIVIENDAS

El programa cuenta con una partida de 913.600 euros y se dirige a personas o unidades familiares desahuciadas judicialmente por falta de pago de la renta de la vivienda arrendada, así como a personas físicas o unidades familiares o de convivencia que tengan concedida una vivienda de promoción pública y no hayan podido acceder por falta de disponibilidad.

La ayuda estará destinada a financiar el pago de la renta de una vivienda arrendada para paliar la necesidad, hasta que se proceda a la adjudicación de una vivienda de promoción pública y la cuantía de la ayuda será del 65 % del importe mensual de la renta, con un límite máximo de 260 euros.

AYUDAS PARA CONTRIBUIR A MINIMIZAR EL IMPACTO ECONÓMICO Y SOCIAL DEL COVID-19 EN LOS ALQUILERES DE VIVIENDA HABITUAL 

Con este programa de ayudas, que cuenta con un presupuesto de 2.3 millones, la Junta está dando respuesta a las personas que residen en régimen de alquiler y se han visto afectadas por la crisis provocada por el covid-19, tratando de minimizar el impacto económico y social que la pandemia está causando en arrendatarios de vivienda habitual.

Concretamente, se están otorgando ayudas directas durante 6 meses para el pago completo del alquiler, con una cantidad máxima de 600 euros mensuales.

Leire Iglesias ha destacado que la convocatoria de estas ayudas, que hasta ahora han solicitado unas 1.200 personas en Extremadura,  sigue abierta hasta el 30 de septiembre y ha añadido que en caso necesario se ampliarán los créditos destinados a las mismas.

PROGRAMA HOUSEENVEST Y PEEVE

Por otra parte, la consejera se refirió al denominado programa Houseenvest, que cuenta con una inversión de 5 millones, y cuyo objetivo es implementar un instrumento financiero regional que solvente las actuales barreras para la financiación de la rehabilitación energética de edificios existentes.

Está dirigido a las comunidades de vecinos y en un primer momento se destinaría a unos 300 proyectos.

Además, el Plan de Eficiencia Energética de la Vivienda Existente (PEEVE)  cuenta con un presupuesto de 35.1 millones y tiene como objetivo el  desarrollo de  actuaciones de mejora de  la  eficiencia  energética  de  la  vivienda  existente que permitan disminuir el número de hogares y consumidores vulnerables, potenciando el rendimiento energético del parque inmobiliario, con el consiguiente efecto sobre la factura energética de los hogares y la aminoración de emisiones de CO2.

MEDIDAS PARA LA ACTIVACIÓN DE LA DEMANDA EN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE EXTREMADURA TRAS LA CRISIS SANITARIA

Leire Iglesias también hizo alusión al decreto publicado recientemente en el DOE sobre  Medidas para la activación de la demanda en la Comunidad Autónoma de Extremadura tras la crisis sanitaria, cuyo objetivo es fomentar las intervenciones en viviendas relacionadas con la eficiencia y la mejora de la calidad edificatoria, así como a actuaciones de accesibilidad.

Se destina una partida de 3 millones de euros en 2 líneas de actuación, estableciéndose una financiación de un 40% en la adquisición de suministros, pudiendo alcanzar previsiblemente a 500 pymes, sobre todo del sector de la construcción.

Se subvencionará el aislamiento de fachadas o cubiertas, la sustitución de carpinterías existentes y doble ventana, toldos y persianas, cambio de calderas y estufas de biomasa, aparatos de aire acondicionado, grifería y sanitarios, plataformas y salvaescaleras, rampas prefabricadas de aluminio o acero y elevadores en viviendas unifamiliares.