El presidente de la Junta de Extremadura y miembros de su Equipo de Gobierno han asistido al acto de Investidura,además de la presidenta de la Asamblea, alcaldes y alcaldesas de la región, entre otras autoridades.

Foto de familia de la nueva Corporación

La nueva Corporación de la Diputación Provincial de Cáceres ha quedado constituida este sábado en un acto en el que los nuevos miembros han procedido a la votación y a la posterior aprobación de Charo Cordero como presidenta de la Institución provincial, renovando en el cargo para este nueva Legislatura.

El Salón de Plenos y aledaños del Palacio Provincial ha acogido a cientos de familiares, simpatizantes y autoridades de la región, que han querido acompañar a los nuevos diputados y diputadas. Entre ellos, se ha contado con la presencia del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, además de otras consejeras y consejeros del Equipo de Gobierno. También ha asistido la presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín y alcaldes y alcaldesas llegados de muy distintos puntos de la región, entre otros.

El presidente de la Junta y el resto de autoridades.

En su discurso de investidura, la presidenta de la Diputación ha agradecido el trabajo realizado por la Corporación saliente y ha apuntado algunos de los pasos a dar por parte del nuevo Equipo de Gobierno, «haciéndolo siempre con una lealtad y un absoluto compromiso con la ciudadanía».

     Discurso completo de la presidenta de la Diputación de Cáceres

 Buenos días. Cuatro años después nos encontramos de nuevo en este salón. Y creo firmemente que han sido cuatro años fructíferos, tanto para nuestra provincia como para todos nosotros y nosotras a nivel personal.
El hecho de estar aquí representando a la ciudadanía nos ha hecho crecer como personas.
Antes de nada, quiero dar las gracias a todas y todos los que han formado parte de la Corporación de la pasada Legislatura, porque, aun desde la diferencia, desde la divergencia política, creo que siempre ha prevalecido la lealtad hacia la Institución que representamos. Gracias.
Y en este inicio de mi discurso de investidura, por supuesto, quiero dar la bienvenida a quienes llegan, los que llegan también con la lealtad que la ciudadanía espera. Y si me permiten, con la experiencia de estos cuatro años, me gustaría restar un tanto de formalidad a este acto porque deseo… mi mayor deseo es que apreciéis mi mano tendida para avanzar más rápidamente hacia horizontes que nos son comunes, ya sea la igualdad, ya sea la sostenibilidad, el progreso social o, en definitiva, la vida de nuestros pueblos. Sé, como decía, que venís desde la lealtad, y sé, sin ninguna duda, que os acompañan muchos, muchos sueños en forma de proyectos y políticas que buscan la felicidad de los hombres y mujeres de nuestra provincia. Por todo ello os doy las gracias y la bienvenida.

Quiero compartir hoy aquí lo que han significado estos últimos cuatro años, porque en lo más personal he visto crecer a mi lado los afectos, la confianza en mí y en la Institución que siempre he querido al servicio de todos nuestros pueblos, de nuestras alquerías y pedanías.

Luis Fernando García Nicolás, Alcalde de Ahigal.

A todos y cada uno de los rincones de nuestra provincia he acudido con una vocación clara de escucharos, escuchar a los alcaldes y alcaldesas (por cierto, cada día somos más las mujeres en las tareas de gobierno en nuestra provincia. Esto me anima más si cabe a seguir trabajando en la igualdad real, esa igualdad que defenderé con todas mis fuerzas y con todas las fuerzas del Equipo de Gobierno, porque es un compromiso de esta Legislatura, al igual que lo fue de la anterior).

La Alcaldesa de Hervás, Patricia Valle.


En ello han trabajado sin descanso los diputados y diputadas como también en el encargo que recibieron de viajar, escuchar y conocer los problemas de nuestros ayuntamientos, de nuestra gente, y desde ahí, desde ese conocimiento, trabajar por superar los problemas, dar la solución que en cada ocasión se demandaba. Y hemos visto, habéis visto, que las dificultades encontradas pueblo a pueblo, comarca a comarca, son similares aunque las soluciones hayan de ser diferentes, porque una de nuestras mayores riquezas es la diversidad.



Estos cuatro años nos han permitido poner el despoblamiento sobre la mesa como una realidad que impregnará toda política en los años venideros. Nos han permitido esbozar modelos que tienen en el desarrollo sostenible el marco apropiado para alcanzar el reto demográfico marcado. Dificultades comunes y caminos de progreso comunes. Y ante esto tiendo mi mano a todas las instituciones y a todas las sensibilidades porque necesitamos tanto de humildad como de determinación para que nuestra tierra acompase el desarrollo de toda Europa. Así que coged mi mano, alcaldes, alcaldesas, porque este camino lo hemos de recorrer forzosamente juntos. Quiero que estemos juntos. Y no estaremos solos porque la Diputación hermana de Badajoz y la Junta de Extremadura estarán con nosotros. También el Gobierno de España con las políticas que luchan contra la despoblación, con las políticas que acuden al desarrollo sostenible de nuestra sociedad.

Hoy, no os lo oculto, llego aquí con una felicidad responsable. Lo que quiere decir que me siento muy honrada por la confianza de mi partido, por vuestra confianza. Esta confianza que hoy se me entrega solo puede hacer más grande aún mi compromiso para liderar los proyectos y las ideas de progreso en esta provincia.

Y me voy a adelantar, sin temor a equivocarme, a agradecer a todos los grupos de esta nueva Corporación y del nuevo Equipo de Gobierno el trabajo y los nuevos proyectos que iremos construyendo en los próximos cuatro años.
Por supuesto, mi agradecimiento a todos los ayuntamientos de la provincia, por haberme hecho partícipe de sus preocupaciones y anhelos. Sabéis, alcaldes y alcaldesas, que las puertas de mi despacho siempre están y estarán abiertas, que mi teléfono siempre estará atento a vuestras llamadas.
Quiero que sepáis también que esta presidenta y el Equipo de Gobierno que confeccionará tienen y tendrán siempre vocación de servicio a la ciudadanía. Queremos estar siempre atentos a vuestras inquietudes y a vuestros sueños, porque son los nuestros.

Óscar Mateos, Alcalde Baños de Montemayor.

Asumo la Presidencia desde una lealtad firme e inequívoca al mundo de lo local y a nuestro medio rural. Esas son las convicciones que me hicieron crecer como política desde mis primeras etapas en Romangordo, mi pueblo, mi querido pueblo. El pueblo que me crió en la humildad, en la tenacidad y en la persistencia en el servicio a los demás. Son enseñanzas revestidas con manos de trabajadores, con miradas agradecidas, con pasos firmes de personas que a lo largo de mi vida han sido mis referencias vitales. A ellas, a mi familia y a mis paisajes miro cuanto es necesario para no olvidar de dónde procedo y cuando preciso tener un suelo firme para apoyarme en las decisiones complejas.
Y me vais a permitir que hoy traiga aquí el recuerdo de mis padres, aquella mujer y aquel hombre que hicieron que hoy sea como soy. Aquellos con los que aún hablo cada día, aquellos que aún parecen observarme desde la puerta, desde la ventana… Como dice nuestra querida Pureza Canelo “Vamos a pasar por la calle donde nació mi madre, que todavía en el balcón asoma su trenza”. Nunca dejemos que desaparezcan nuestras referencias, porque ellas son las que hacen grande al ser humano.

Todo ese pasado, mi pasado, mi historia es la que hoy me trae aquí con una posición decidida y leal con las personas y con su bienestar social. La misma posición equitativa que conduce a mi partido y que me eleva a esta Presidencia. Quiero agradecer muy profundamente el apoyo de Miguel Ángel Morales, secretario general en la provincia de Cáceres, con quien tanto he compartido. Quiero que sepas que mi compromiso está fuera de toda duda. Y estoy segura de que el Equipo que me acompaña surge del mismo grado de compromiso y de las vivencias de renovación e innovación que están conduciendo a España a horizontes más amplios y esperemos que más solidarios en Europa y en este mundo hoy tan débil y fracturado por la deriva de gobiernos poco abiertos a la cooperación global.

Agradezco al Presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, su presencia y, por supuesto, quiero felicitarle por su reciente investidura. Comienza, lo sé, una nueva etapa de retos y sueños. Y ahí estará la Diputación, porque también tengo que agradecerle la proximidad y complicidad para hacer que las Diputaciones y la Junta de Extremadura vayan de la mano afrontando con éxito nuestros objetivos. Sé, confío plenamente en que nuestra colaboración dará frutos notables en esta Legislatura, avanzaremos juntos en proyectos de crecimiento para los pueblos, para las personas, para el futuro de nuestros niños y niñas, que es el futuro de nuestra tierra.

Agradezco a todas las personas que componen el equipo técnico de esta Diputación, a todos los trabajadores y trabajadoras, su ánimo y su compromiso. Quiero seguir contando con vuestra lealtad y vuestro empeño. Gracias a ellos hemos hecho grandes cosas. Hemos sido valientes a la hora de tomar decisiones y afrontar desafíos y continuaremos siéndolo en el futuro para que este equipo figure entre los más preparados y eficaces de todas las administraciones públicas. Lo habéis demostrado, desde la gestión cultural, el Desarrollo y el Turismo, las obras públicas, la gestión de los recursos humanos, la gestión económica desde Hacienda, los sistemas informáticos, Agricultura y Ganadería, el SEPEI, los asuntos sociales, la Igualdad, el Gabinete jurídico, el Organismo de Recaudación, el asesoramiento a los municipios… todas las áreas que me habéis acompañado con vuestro trabajo.
La Diputación de Cáceres ha realizado cambios profundos durante la anterior legislatura. Tenemos una estructura más eficaz y profesional. Y todo esto ha ido en beneficio del territorio, de nuestros pueblos. Hemos conseguido llevar la Cultura a todos los rincones de la provincia, hemos creado nuevos programas de empleo y desarrollo y se han realizado grandes obras, respetando en todo momento la autonomía local, un principio en el que se apoya y se seguirá apoyando esta Diputación. Soy alcaldesa y sé de la importancia de esa autonomía.

Todo esto nos ayuda a que desde el principio –y el principio es hoy-, compartamos objetivos esenciales que propongo para esta legislatura.

Entre estos objetivos está mantener el foco del reto demográfico del medio rural y plantear acciones que podamos coordinar con las demás administraciones públicas y con las organizaciones privadas del territorio.
Nosotros y nosotras, las personas que hoy componemos el Equipo de gobierno, somos gente de pueblo, soy mujer de pueblo, soy la presidenta de los pueblos, y no sabéis bien el orgullo que ello me genera. Por eso, sabemos la importancia de abordar el reto demográfico, porque ello significará que siguen latiendo nuestros pueblos, que sigue el olor a campo y para ello, nuestras políticas deben impregnarse de ese olor.
Y esto es un empeño porque sabemos las enormes oportunidades que tiene el medio rural. Los que vivimos en él sabemos los potenciales, las posibilidades que ofrece para establecerse en él, vivir en él, crear empresas y generar riqueza, y no solo hablo de riqueza económica, sino personal, sobre todo, personal.

Por todo ello, es mi compromiso, es nuestro compromiso conseguir una igualdad de oportunidades real. Que todos los ciudadanos, vivan donde vivan, sepan que pueden realizar sus sueños porque todos y todas cuentan con las mismas oportunidades. Y hablo solo de justicia.
Para ello, nos vamos a dejar la piel en conseguir una concertación entre las administraciones, combinando las competencias de cada una con las iniciativas del medio rural sin olvidar también las iniciativas de nuestras ciudades, porque el equilibrio territorial es, y lo sabéis quienes me conocéis, una de mis obsesiones. El mundo rural no quiere vivir sin el mundo urbano y estoy convencida de que nuestras ciudades también necesitan de nuestros pueblos.


Sin duda, lo pueden decir los alcaldes y las alcaldesas, lo puede decir el nuevo alcalde de Cáceres, Luis, que hoy está aquí y que sé de su deseo de seguir trabajando juntos, con la Diputación, como estamos haciendo de cara a Europa. Todos juntos, pueblos y ciudades, hemos conseguido fondos europeos para el desarrollo territorial. Hablamos de cooperación y creo que es lo que debemos hacer: llevar la lucha contra el despoblamiento a dos conceptos: cooperación y desarrollo sostenible.
Para ello, ya os adelanto que vamos a trabajar y solicitar un PLAN ESPECIAL DE DESARROLLO PARA EL MEDIO RURAL CON RETO DEMOGRÁFICO, un plan en el que la cooperación administrativa es imprescindible.
En un Plan especial como este, la Diputación aportará las iniciativas desplegadas en estos años como DIPUTACIÓN+ (EMPLEA, INTEGRA, TURISMO, EUROPA, DESARROLLA… Diputación Inclusiva también, porque es un gran ejemplo y porque queremos que así sea la sociedad) y hacerlo desde una gestión siempre, siempre, pegada a los territorios y con la participación de las organizaciones locales, de las Mancomunidades, de los Grupos de Acción Local… Tenemos que agradecer que para ello existe ya un marco que nos agrupa, que es la Estrategia de Extremadura contra el Reto Demográfico presentada por la Junta de Extremadura en Caminomorisco hace unos meses. Y en ella vamos de la mano. En ese marco demostramos una capacidad política, de acuerdos y colaboración. Un plan, además, capaz de observar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Porque en este sentido, la Diputación tiene también mucho que decir, tenemos la obligación de hacerlo, la obligación, por ejemplo, de actuar ante el cambio climático en la medida de nuestras posibilidades, como hacemos con el esfuerzo por una mejora de la eficiencia energética en nuestros pueblos.

Greta Thunberg, la jovencísima activista sueca de la lucha contra el cambio climático, es muy elocuente con respecto a este asunto. En sus palabras, se traslada mentalmente al mundo en el que vivirá cuando cumpla 75 años. Y sabrá si nuestra generación hizo algo o no para producir un cambio. El caso de esta joven se reproduce cada vez con mayor intensidad en nuestra propia juventud, y la tenemos que escuchar, porque ya nos está diciendo que sabe que nuestras decisiones afectarán a su vida y a su futuro. Desde este momento anuncio que las políticas medioambientales cobrarán toda la importancia que merecen en esta legislatura.
Para ello relanzaremos el CONSORCIO MEDIO XXI en los primeros meses de este mandato. Queremos modelar la gestión del ciclo del agua en los pueblos y, en colaboración con la Junta de Extremadura, implantar sistemas de depuración de aguas donde sean necesarios.

El alcalde de Pinofranqueado (centro) con dos de los tres senadores socialistas.

También, la responsabilidad que tenemos todas las administraciones nos debe hacer pensar que en un futuro cercano la Central Nuclear de Almaraz tendrá que dejar de ser operativa. Las soluciones están claras: tenemos que hablar de un Plan de Desarrollo, lo contrario sería cerrar los ojos a la realidad.
Son muchas las cosas que tenemos que afrontar con energía, convencimiento y lealtad y lo haremos desde la Diputación que es la gran casa consistorial de nuestra provincia, con una vocación clara de cercanía. Por eso también tengo el empeño de fortalecer y mejorar, siempre mejorar, nuestras labores de asesoramiento a los municipios, y ahí, bajo ese epígrafe, vamos a incluir al Gabinete jurídico, el asesoramiento técnico, la protección de datos, la política de personal, el cuidado del medio ambiente, la conectividad, el urbanismo… Los ayuntamientos deben demandar y la Diputación debe responder. Es la forma de avanzar, y hacerlo unidos.

Y esa cercanía la trabajaremos aquí, en nuestros pueblos, pero también más allá de nuestras fronteras, porque eso es lo que hace grande a un territorio. Seguiremos con nuestra labor de cooperación al desarrollo tanto en Latinoamérica como en África. Es necesario, y muchos de vosotros y vosotras lo sabéis, mirar frente a frente, a los ojos de unos niños y unas niñas con una enorme sonrisa porque se pueden sentar, por primera vez, en un aula de una escuela, porque estrenan cuaderno y lápiz. Me senté con ellos en el pupitre, en Haití, donde la Diputación ha contribuido a la construcción de un colegio para niños de familias para las que poco es mucho, muchísimo, y no podemos dar la espalda. Hemos de seguir creciendo en comprensión, en sensibilización y en concienciación con proyectos como este de Haití o tantos otros en los que, junto a la Diputación de Badajoz, Felcode y la Agencia Extremeña de Cooperación, participamos.

Las relaciones internacionales, la cooperación transfronteriza tienen que ser un objetivo de los territorios inteligentes, de las empresas y de las instituciones públicas. Cuanto más invertimos en ellas, mayor es nuestro avance. Por ello, vamos a reforzar aún más la Oficina Europa que la Diputación puso esta Legislatura a disposición de las instituciones locales y de nuestras empresas. Seguimos creyendo en Europa. La Europa de las gentes, la Europa de la Democracia, la Europa de la Igualdad, de la tolerancia, la Europa que sea capaz de acoger y ofrecer a las nuevas generaciones un territorio para la paz.
Confiamos que nuestros eurodiputados y eurodiputadas conozcan bien nuestra tierra y que construyan la política comunitaria a partir de nuestras demandas y nuestra confianza en las relaciones transnacionales.
Confiamos también en que nuestros diputados y senadores en Madrid conozcan y participen de nuestras ambiciones y preocupaciones. Y podemos hablar de muchas, podemos hablar del tren, el tren digno, el tren que merecemos, que está ya abriendo su camino, y para ello tenemos que estar preparados. Tenemos que estar preparados por lo que ello significa de proximidad a millones de habitantes que nos rodean.
Ante esto tenemos el reto de facilitar y promover el desarrollo de nuevas empresas, de nuevos proyectos, sobre todo en el sector turístico.
Ese día, el día que definitivamente digamos que contamos con un tren digno, tenemos que estar preparados para que nuestra provincia no sea una estación de paso, sino que sea una estación de destino. Sí, vamos teniendo las herramientas para ello, la conectividad en esta provincia está ya en marcha, desde las infraestructuras viarias hasta las redes. Debe ser una realidad cuanto antes. Todos nuestros pueblos tienen que estar conectados, y ya hemos avanzado, lo sabéis, en el acceso a la fibra óptica. Ahí tenemos que seguir: mirando hacia delante.

Voy terminando, pero quiero destacar también cómo esta Diputación ha hecho, está haciendo del patrimonio una fuente de nuevos servicios y nuevas prestaciones a la sociedad. Lo estamos haciendo en la Finca de Haza de la Concepción con el Centro de Recogida de Animales, con el Colegio Mayor Francisco de Sande, con la recuperación de la Hospedería La Serrana… Estamos inmersos en uno de los grandes retos que nos presenta nuestro patrimonio como lo es el del Hospital Provincial, un reto que asumiremos con rigor y con valentía.
Son muchos los retos, son muchas las ilusiones y no tengo ninguna duda de que el nuevo Equipo de Gobierno trabajará con la misma generosidad y la misma pasión que lo hiciera el saliente.
Somos exigentes porque nuestros pueblos son exigentes y por ello necesito también la máxima ayuda y cooperación de ese “colectivo” de alcaldes y alcaldesas con quienes me siento cómplice. Soy alcaldesa de Romangordo, un pequeño-gran pueblo (y habéis de saber que Romangordo no son solo trampantojos, es vida, es realidad, es sonido y aromas, y… también trampantojos, sí, porque no dejamos de homenajear a nuestro pasado) Pero espero, como decía, que descubráis mi capacidad de diálogo con todos desde la más absoluta lealtad. Me apoyaré en el trabajo de las áreas tanto como en vuestros proyectos. Tengo una aspiración muy clara que quiero compartir con todos vosotros y vosotras: seguir siendo el soporte de nuestros pueblos.

En mi primer discurso hace cuatro años ya os dije que no me buscarais en el pedestal, que iba a estar con vosotros y vosotras a pie de obra, pisando el suelo.

Ahí sigo, ese es el sitio de la Presidenta.