Ángel GARCÍA RODRÍGUEZ, padre Ángel

█ Sacerdote y presidente de Mensajeros de la Paz

“La solidaridad no es sólo patrimonio de los curas, es de toda la sociedad”

“Algún día los políticos se tendrán que arrepentir por no solucionar el tema Siria”

Entrevista realizada por MARCIANO MARTÍN CASTELLANO,

en febrero de 2016

“Hace tiempo decíamos que los que menos tenían eran más solidarion, ahora ya empiezan a dar también los ricos”

Marciano Martín con el Padre Ángel, en la iglesia de San Antón, en Madrid.

Ángel García Rodríguez, conocido como padre Ángel, es un sacerdote católico español, nacido el 11 de marzo de 1937 en La Rebollada (Mieres), fundador y presidente de la ONG Mensajeros de la Paz, galardonada con el premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1994.
A parte de dedicarse a Mensajeros de la Paz, el padre Ángel es el encargado de la iglesia de San Antón (denominada también como Real Iglesia de San Antón o Real Iglesia de las Escuelas Pías de San Antón) es un templo religioso ubicado en la ciudad de Madrid, anexo al edificio de las Escuelas Pías, en la calle Hortaleza.
El día 17 de enero, día de San Antonio Abad, patrono de los animales, los vecinos de Madrid llevan sus mascotas para que reciban la bendición del santo.

–Comencemos hablando de solidaridad. ¿Cree usted que la sociedad actual valora suficientemente su labor al frente de Mensajero de la Paz?
— Es una pregunta que no tiene ninguna respuesta, es decir no me preocupa mucho, lo que hacemos no es para que se valore sino es para mejorar un poco la vida de la gente. Claro que la sociedad está muy agradecida porque vivimos mucho mejor que la hace cien años o doscientos, sin duda alguna.

Picha y lee más enrevistas realizadas por La Aldaba.

–¿Cuándo decidió dedicarse a ayudar a las personas?
— En el seminario te vas insinuando a veces o vas viendo en donde quieres trabajar, todo aquel que intenta o va a estudiar para algo, como es para ser sacerdote, sabe que lo más importante es ayudar a los demás, querer a los demás, quizás cuando eres niño no sabes bien qué es eso, pero según vas cumpliendo edad vas entendiendo, tener posibilidad y oportunidad de trabajar por los demás es algo muy importente y los curas la tenemos de una manera especial.

–¿Con lo que está haciendo y con lo que le están dando llega a poder cumplir todas sus pretensiones solidarias?
–Uno nada más lo que pretende es hacer bien, querer a la gente, tratar de querer, pero claro que te quedan muchas cosas en la vida, y cuando uno tiene mucha edad, uno mira atrás y dice cuantas cosas he dejado que se pueden hacer todavía, cuando alguien te para y te dice: yo estuve con usted, uno dice porque no habré estado más tiempo con la gente, cuando yo caso a la gente siempre digo lo mismo, la vida del hombre es muy corta para amar y es corta para hacer el bien.

“Los políticos que no sean capaces de solucionar los problemas de la gente que se marchen para sus casas”

— Hay un tema con el que usted está muy solidarizado desde hace mucho tiempo, es la infancia, ¿por qué se solidariza tanto con los niños?. ¿por qué son los más indefensos?
— quizás sean los más indefensos o los que menos protección tienen y que cuando se abandonan los padres a veces se ve muy bien es decir que no hay nadie que les proteja, quizás los más desprotegidos siempre son los niños y los ancianos

— Últimamente está trabajando mucho con los dos sectores de la población, con los niños y los ancianos, ¿no?
— Si, tiene un punto en común que es la soledad, la falta de cariño, es la falta principal de dignidad o de respeto o la dignidad que necesitan de una manera especial los mayores.

–Quizás sean los más indefensos o los que menos protección tienen, cuando se abandonan se ve muy bien, es decir que no hay nadie que les proteja, quizás los más desprotegidos siempre son los niños y los ancianos.

–Últimamente está trabajando mucho con los dos sectores de la población, con los niños y los ancianos…
–Si, tienen un punto en común que es la soledad, la falta de cariño, es la falta principal de dignidad o de respeto, es la dignidad que necesitan de una manera especial los mayores.

–Usted es de un pueblito muy pequeño de Asturias, cerca de Mieres, ¿qué opinan sus paisanos del padre Ángel cuando pasa por allí a saludarles?
— Dicen que nunca nadie es profeta en su tierra, pues no es verdad. Los hombres y mujeres que nacemos en un sitio y que vivimos o queremos ese sitio nos queremos, lo que dicen de mí es que me quieren, yo los quiero mucho porque lo que soy tanto en lo bueno de una manera especial, más que en lo menos bueno, lo debes a los padres, a la infancia, a los amigos del entorno del pueblo, de no haber nacido ahí hubiera nacido en un país como África o en un país donde hay menos posibilidades de realizarte como persona estaría menos preparado para poder querer a la gente.

“La mejor colaboración solidaria que hay es dar calor, besar y abrazar a la gente que lo necesita”

El Padre Ángel explica todas sus actuaciones solidarias.

–Le he oído hablar muy en especial de las parejas homosexuales, de sus matrimonios y de tener hijos. ¿Qué opina sobre el tema?
— Esa pregunta se la han hecho al Papa Francisco, el ha dicho: quien soy yo para juzgar, y yo desde hace mucho tiempo digo lo mismo, cuando uno entra a la iglesia yo no miro si es hombre o mujer, si es de un sexo o de otro sexo, o de que tendencia política o religiosa es, bastante es que entre. Nos hemos confundido. Cuando dos personas se desean aunque sean del mismo sexo, por lo menos hay que respetarles, igual que esperamos que se respete cuando se quieren otras dos personas de distinto sexo. Es una barbaridad la falta de respeto que tenemos, es decir respetamos a los animales, respetamos a las plantas, respetamos a las cosas, como no vamos a respetar a dos personas que se quieren, y si en esta iglesia de San Antón donde yo estoy se pueden bendecir a los animales, a los perros, porque no voy a poder bendecir a los que se quieren.

— ¿Y cuál es la opinión de que adopten hijos?
–Cuando yo era muy pequeño existían lo que se llamaban las solteronas, ahora parece que las solteronas no existen, pero siguen existiendo, son esas mujeres que no se casan. Había y sigue habiendo muchas personas que están solteras que no tiene marido o que no tiene novio y siguen adoptando a la gente, y sin embargo es una mujer sola la que adopta y cuantos adoptados hay de mujeres solas que han salido adelante, es decir, ¿qué preferiría?, yo prefiero más que fuera una pareja hombre-mujer y a poder ser que estuvieran casados, yo como soy católico, que estuvieran casados por la iglesia y además que tengan un puesto de trabajo, que tengan los suficientes dineros para poder mantener a ese niño , y que tuvieran una casa y tuviera un estable, y todas esas cosas. Uno va haciendo por esas preferencias, pero también si un hombre o una mujer quiere adoptar un niño porque no lo va a poder adoptar, ¿por qué no tenga una pareja?, hemos conocido muchas mujeres solteras solas que han adoptado un niño y no ha pasado nada, no hay ninguna razón para creer que cuando es un solo hombre o una sola mujer no puede adoptar y la ley lo permite, quien soy yo para decir que estoy en contra de la ley.

“ Es una bendición de Dios tener un Papa como este, que sigue andando con los mismos zapatos que tenía antes”

–¿Cree usted que la sociedad está bastante bien informada sobre la solidaridad?
— Si, yo creo que nunca en la historia de la humanidad hubo tanta solidaridad como ahora, nunca una venda hubiese librado a las agencias, médicos, ingenieros, bomberos, policías sin fronteras que van a jugarse la vida o a perder la vida, es decir periodistas que han perdido la vida por ir a informar de eso. La solidaridad la tenemos a flor de piel. Hoy somos mucho más solidarios que hace 100, 50 o 10 años, ante los refugiados de Siria, hemos tenido una solidaridad inmensa, todos queríamos llevar a nuestros pisos o nuestros hogares algún refugiado sirio.

El colaborador Pepe Blanco con el Padre Ángel, en la iglesia de San Antón, en Madrid.

–Usted está muy solidarizado sobre todo con la crisis de Siria, ¿qué está haciendo ahora Mensajeros de la Paz para ayudar?
–Nosotros tenemos y estamos trabajando en cuatro de estos países, en Macedonia, en Siria, en Lesbos, (Atenas) y en Hungría, con cuatro comedores con cocinas móviles que han donado inocua, y dando un solo café, un poco de pan, pero sobre todo dándoles ropa para secar a estos que vienen húmedos y caldos. Hacemos un llamando ante los políticos que no hay derecho a que sigan sin mover ficha. Todavía ayer, estaba en Bruselas hablando con los cuatro portavoces de los cuatro partidos políticos, de Podemos, de PP, de PSOE y de Ciudadnos, en Bruselas, diciendo que no se puede pasar un minuto más viendo como solamente en lo que llevamos de este año han muerto solo en la isla de Lesbos 320 hombres, entre ellos el 30% de niños, algunos de ellos delante de mi, estando yo hace quince días en la isla de Lesbos. Es indigno, es lo peor, en palabra del Papa Francisco: es un escándalo, es una vergüenza que en pleno siglo XXI siga habiendo tantos niños que se mueren y tanta gente que pasa hambre.

“ La mayoría de la gente que viene a buscar ayuda son personas sin hogar y que no tienen donde dormir esta noche”

— ¿Y por qué la sociedad, sobre todo la clase política es así?
–Algún día se darán cuenta y se tendrán que arrepentir, no es que se podía hacer, es que se marchen a casa si no son capaces de resolver este problema, es el más grave desde la Segunda Guerra Mundial, lo dicen todos, lo ha dicho el Papa, lo acaba de decir el ministro de Asuntos Exteriores ayer, es el problema mayor que tenemos y de los éxodos más graves de ha habido en la humanidad después de la Segunda Guerra Mundial, y quien tiene que arreglar esto no son las subvenciones ni los curas, ni las instituciones humanitarias, son los políticos y los gobernantes, y si no son capaces de hacerlo en España y no son capaces de hacerlo en la Unión Europea, tiene que intervenir la ONU o tiene que intervenir la asamblea de la OTAN.

–Desde que empezó la crisis en España la gente se ha echado para adelante con la solidaridad, no sé si me lo puede contar, ¿qué persona es la más solidaria, el que más tiene o el que menos tiene?
–Hace tiempo que decíamos que los más solidarios y los que más dan son lo que menos tienen y sigue siendo cierto, pero empieza a ser cierto que también los que mucho tienen empiezan a dar, primero porque ya tienen la conciencia y tienen la entidad social o la responsabilidad civil y social dentro de las empresas, dentro los negocios, si no lo dieran no solamente Hacienda se los va a quitar, tiene que estar preparados para cuando la gente no tiene nada, a veces hay que estar preparados porque no se puede aguantar que esté en manos de tan pocos tanta riqueza.

–Hablemos de política nacional, ¿qué Gobierno cree usted que es más solidario, un Gobierno de derechas o un Gobierno de izquierdas?
— Yo estoy de acuerdo con lo que ha dicho Iglesias, dijo en una ocasión después de terminar las elecciones cuando se veía que no había nada, que debíamos buscar un independiente para que gobernara y ahí los cuatro, ahí los cuatro posibles presidentes que se pusieran a trabajar que este independiente que fuera presidente del gobierno no tuviera que ir a la Moncloa, sino al paseo de la castellana a la presidencia a trabajar y los otros cuatro de primeros ministros a trabajar con ellos. Estamos todavía en ese tiempo que se ha han de rendir los que han de gobernar el país, y mire es seguro decir que gobierne quien gobierne, gobierne para todos los españoles, y el que está en la oposición van a seguir gobernando estando en la oposición intentando que el gobierno gobierne para los españoles, además ha sido siempre así, lo que pasa es que a veces se peleen por ver quién se pone en la silla de en medio o en la silla de al lado, hay que tener una esperanza que pase lo que pase España no se rompe, han llegado a las elecciones municipales han cambiado muchos signos políticos y siguen funcionando los semáforos, las calles, el agua. España es de los pocos países que están asentados en la gobernabilidad, es decir, que es igual que gobierne unos que otros cada uno con sus matices, cuando gobiernan unos los otros que están en la oposición están intentando hacer que gobiernen bien los que están gobernando.