En agosto del 2020 La Vuelta arrancará en Utrecht su 75ª edición. 410 km de recorrido, dividido en tres etapas que recorrerán las provincias de Utrecht y Brabante Septentrional y visitarán un total de 34 localidades neerlandesas. Las ciudades de Utrecht, Bolduque (‘s-Hertogenbosch en neerlandés) y Breda; sedes las salidas y metas de las tres etapas; y sus provincias homónimas lideran la organización del evento a nivel local y han presentado hoy las etapas en la Iglesia monumental de Breda.

 ETAPA 1 | C.R.E | 23,7 KM   La primera etapa arrancará en la tarde del viernes. Una contrarreloj por equipos que recorrerá las calles de Utrecht. Los equipos comenzarán en el centro de exposiciones Jaarbeurs, para luego rodar hacia el casco urbano. Después de un primer tramo más técnico, los equipos rodarán por el carril bici más antiguo de Holanda, en Maliebaan. La etapa se dirigirá después hacia Overvecht, donde los corredores darán la vuelta hacia Leidsche Rijm. Una gran oportunidad para los espectadores de ver a sus ciclistas favoritos pasar dos veces. Después recorrer el nuevo centro Leidsche Rijn, los equipos encararán el tramo final del recorrido en Jaarbeurs.
 

 
 ETAPA 2 | 183 KM   La segunda etapa se celebrará el sábado por la mañana en el precioso casco urbano de Bolduque (’s-Hertogenbosch). El paisaje de la primera parte de la etapa estará marcado por la Zuiderwaterlinie, línea de defensa militar neerlandesa que estuvo activa en los siglos XVI y XVII. Tras cruzar sus caudalosos ríos, el pelotón se encaminará hacia Grebbeberg, donde se sumarán los primeros puntos de la clasificación al mejor escalador de La Vuelta 20. Los corredores subirán hasta la cima conocida como Utrechtse Heuvelrug, con sobrecogedoras vistas de haciendas y castillos según se acercan a Amersfoort. Tras una vuelta por la ciudad de Utrecht, el sprint se formará para encarar la meta, situada en el Utrecht Science Park.  
 
 ETAPA 3 | 194 KM   La última etapa en territorio holandés estará marcada por el paisaje del Brabante Occidental. El domingo la salida se dará en el histórico castillo de Breda, desde donde el pelotón recorrerá la provincia. A su paso, los ciclistas estarán acompañados por la Brabantse Wal, característica del Brabante Occidental. Los corredores rodarán por la cuna del ciclismo en Holanda: St. Willebord, Alphen Chaam y Hoogerheide (conocido por las competiciones de ciclocrós). 194 kilómetros después, el pelotón regresará a Breda para los últimos metros de carrera en Holanda. La meta estará situada frente al cine Chassé, donde se jugará el triunfo de la tercera etapa.  

La presentación de equipos se celebrará el jueves en el antiguo centro de música Vredenburg, recién reformado y situado en el centro de Utrecht. 

UNA FIESTA DE LA BICICLETA

Conocidas las tres primeras etapas, la organización comienza ya a diseñar el resto de La Vuelta 20. Como siempre, tanto en los Países Bajos como en el resto de localidades visitadas, la carrera se construirá sobre los pilares de la celebración, la participación de los aficionados y la sostenibilidad.

La Vuelta es ciclismo profesional pero también un conjunto de actividades que la convierten en un evento internacional de primer nivel para todos los públicos, con diversas experiencias en forma de actividades pensadas por y para las ciudades anfitrionas, sus habitantes, sus clubs ciclistas, organismos públicos, patrocinadores, negocios e instituciones locales y regionales. Así lo destacó Paul Depla, alcalde de Breda: “Lograremos que La Vuelta 20 sea una gran fiesta para las ciudades y las zonas implicadas. Las ciudades y las provincias estarán, tanto durante la carrera como en la cuenta atrás del evento, teñidas de rojo y volcadas con La Roja”.

En la misma línea se manifestó el director de La Vuelta, Javier Guillén, que además destacó que esta salida coincide con una efeméride de la carrera: “La Vuelta 20 será la 75 edición de nuestra carrera y queríamos tener un comienzo especial. Queríamos, junto a Holanda, como país ciclista, y con Utrecht como salida oficial, dar a La Vuelta este toque único”.