Las ayudas a víctimas de violencia de género se ejecutan en su totalidad, llegando a 140 mujeres en 2018


La directora general del Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEX), Elisa Barrientos, ha informado este miércoles en la Asamblea de Extremadura sobre la ejecución de las ayudas destinadas a las mujeres víctimas de violencia de género que convoca la Consejería de Cultura e Igualdad.

Durante su intervención en la Comisión de Cultura, Igualdad, Juventud y Deportes, Barrientos ha explicado que la ejecución de estas subvenciones, en 2018, ha sido del cien por cien con 140 resoluciones positivas.

El pasado año se han destinado 349.652,93 euros a esta línea de ayudas, que se regulan a través del Decreto 97/ 2018 y que fueron convocadas en agosto. Durante su intervención, Barrientos ha hecho un repaso sobre el proceso de concesión de estas ayudas, que se otorgan por procedimiento de concesión directa para asegurar la respuesta ágil e inmediata que requieren estas mujeres.

La responsable del IMEX ha defendido la diferencia entre el decreto de 2018 que las regula y la anterior legislación de 2014. En concreto, Barrientos ha asegurado que mientras que el decreto de 2014 establecía como requisito para acceder a las ayudas contar con unas rentas inferiores a un 1 por ciento del IPREM, actualmente se fija en 2,5 veces el IPREM, además de establecer la posibilidad de que las ayudas sean solicitadas hasta en 3 ocasiones frente a los 9 meses de máximo para acceder a la percepción que establecía el anterior decreto.

Además, ha recordado que mientras que en esta última convocatoria se ha agotado todo el crédito disponible, en la de 2015 fueron 565.000 euros la cantidad que quedó pendiente para poder ser destinada a ayudas a víctimas de violencia género.

Elisa Barrientos ha informado de que, tras la aprobación de los Presupuestos Generales de Extremadura (PGEX), desde su departamento se comenzará a trabajar para publicar cuanto antes la nueva convocatoria de ayudas, a las que se destinarán como mínimo 500.000 euros de los 6.909.000 euros establecidos en los PGEX para partidas para intervenir, prevenir y erradicar la violencia de género en la Comunidad Autónoma.

Estas ayudas, tal y como ha recalcado la directora del IMEX, se pusieron en marcha para facilitar la recuperación integral de estas mujeres y apoyar el inicio de una vida independiente que les permita superar el círculo de la violencia. Cubren gastos de dos tipos: los de acceso a recursos de atención integral y los gastos de autonomía personal.

“La franja de edad mayoritaria de las solicitantes es de entre 30 y 39 años y un 25 por ciento de las cantidades concedidas se destinan a gastos derivados de la capacitación profesional”, ha explicado Elisa Barrientos. Mientras, un 38 por ciento de las ayudas se han destinado a gastos derivados de fianza, alquiler o cuotas hipotecarias.

A través de estas subvenciones pueden cubrirse gastos que faciliten el acceso a recursos de atención integral de las solicitantes, como pueden ser los gastos de desplazamientos a servicios de la Red Extremeña de Atención a Víctimas de Violencia de Género, gastos de atención especializada vinculados a su situación o gastos sanitarios no cubiertos por el sistema público de salud.

Además, se podrán destinar a gastos derivados del consumo de agua, luz y gas; de acondicionamiento de la vivienda; de servicios de conciliación destinados al cuidado de personas dependientes; de la capacitación profesional a través de acciones formativas que permitan aumentar la empleabilidad y también los fondos destinados a la puesta en marcha de iniciativas de empleo autónomo.

La responsable del IMEX ha indicado que, a la vista de estos datos, se puede afirmar que las necesidades más importantes de las víctimas de violencia de género tienen que ver con su autonomía personal. Asimismo, ha valorado el papel desarrollado por las y los profesionales de la Red Extremeña de Atención a las Víctimas y la Red de Oficinas de Igualdad y Violencia de Género que han conseguido estar cerca de ellas y responder a sus necesidades, siendo tremendamente ágiles en la gestión de estas ayudas.