La presencia española estuvo representada por más de quince agrupaciones enmascaradas, faltaron los Gigantes y Cabezudos de Hervás, que nada tienen que envidiar de los presente en Belém, con las formaciones de Aranda de Duero, y Sant jordi y Del Tricentenario, de Cataluña

Marciano Martín Castellano
■ Zona Turística de Belém
LISBOA (Portugal)

El Festival Internacional de Máscaras Ibéricas, de Lisboa (Portugal), volvió a brillar por las calles de la capital lusa, en esta ocasión fue por primera vez en el barrio de Belém (Lisboa).


Máscaras, caretos y foliones estuvieron presente por los Jardines de la Praça do Império, bajo la presidencia del impresionante y majestuoso Monasterio de los Jerónimos de Santa María de Belém (diseñado en estilo manuelino por el arquitecto Juan de Castillo, fue encargado por el rey Manuel I de Portugal para conmemorar el afortunado regreso de la India de Vasco de Gama).

 


El festival fue como en años anteriores una celebración repleta de rituales y simbolismo donde la máscara es el principal elemento que presentaron las asociaciones portuguesas de EGEAC y PROGESTUR en su XII edición.
Estas manifestaciones de cariz popular, asociadas a la tradición pagana y raramente vistas fuera de su contexto de origen, volvieron a invadir la capital de Portugal. Con sus máscaras coloridas, exuberantes, diabólicas y con el ceño fruncido, estos enmascarados prometieron una vez más animar el barrio de Belém, ejemplo de todos ellos fueron Los Hombres de Musgo, de la ciudad vecina de Béjar (Salamanca), el Carnaval Hurdano de Las Hurdes o Las Carantoñas de San Sebastián, de Acehuche, de Cáceres. Este años no acudieron los piornalejos, con su espectacular Jarramplas. Las formaciones cacereñas contaron con el indiscutible apoyo de la Diputación de Cáceres y de su Patronato de Turismo.

Los Hombres de Musgo, de Béjar (Salamanca)

El Carnaval Hurdano, de la comarca cacereña de Las Hurdes

Las Carantañas de San Sebastián, Acehucha (Cáceres)

Como momento culmen del evento fue la puesta en escena de las 36 agrupaciones y más de 650 participantes. Este año, con motivo de la celebración de la Capital Ibero- americana de la Cultura, Colombia y Perú fueron los países invitados a esta gran fiesta de las tradiciones ibéricas.


Al intenso colorido de las máscaras y de la indumentaria se unieron una muestra de manjares y artesanía de las regiones participantes, gastronomía, animación de calle y también la música, al sonido de los ritmos del folk de raíz tradicional europea, incluyendo la música tradicional de Asturias con la presencia de la Real Banda de Gaitas de Oviedo.


El festival los cerró el grupo cacereños de “Los Niños de los Ojos Rojos”, también conocida como NOR es un conjunto de música folk de procedencia extremeña que se distinguen por su característico estilo en el que fusionan sonidos tradicionales de irlanda o los balcanes con ritmos como el rock, el hip hop, el ska o el funky definido por el propio grupo como una “fusión atemporal de géneros”. El concierto fue en los impresionantes jardines de la Praça do Império, junto a Los Jerónimos y la desembocadura del río Tajo.

Carnaval de Ballanquilla, Colombia

Pincha aquí para saber más