Los responsables políticos que estuvieron en la reunión califican de “chantaje” la forma de actuar de Salvador Viñas. El Equipo de Gobierno espera que entreguen los proyectos y las propuestas

Francisca Andrés de Ciudadanos y la alcaldesa socialista Elena Martín.

La alcaldesa de Béjar Elena Martín Vázquez y la portavoz del Grupo Municipal Ciudadanos (C´s), Francisca Andrés, dieron a conocer el contenido de la primera reunión mantenida con el empresario Salvador Viñas, mediador de las empresas catalanas con intención de establecerse en la ciudad con varios proyectos industriales, pero sin ningún documento serio y firme de los que quería desarrollar, explicó la regidora.
La reunión se desarrolló el pasado 24 de junio en el Consistorio con la presencia de varios ediles del PSOE, TAB y Ciudadanos (estuvo formada por la alcaldesa, dos miembros más del Equipo de Gobierno y los portavoces del Grupo Municipal Tú Aportas Béjar y Ciudadanos), junto a Salvador Viñas en representación de Indusbejar y el representante que la empresa tiene en la ciudad, cuyo nombre, manifesto Elena Martín, omitió por respeto a la persona.


La empresa Indusbejar, formada por el empresario Antonio Marín, Salvador Viñas, Juan Viñas y en un 3% por un bejarano, que es el actual representante de los empresarios, que ha sido mediador entre el Ayuntamiento de Béjar y las empresas catalanas (embotelladora de agua y reciclaje de plásticos). Elena Martín, actual alcaldesa de Béjar, dijo según indicó Salvador Viñas, el anterior Equipo de Gobierno lleva desde hace más de dos años, en negociaciones con estas empresas, así como que el anterior equipo de Gobierno del Partido Popular, encabezadas por Alejo Riñones, se habían realizado a Cataluña para ver instalaciones y continuar negociando, “sin que se haya informado en las Comisiones Informativas y Pleno de estas actuaciones”, afirmó de forma contundente la nueva regidora.

Carta de Viñas al Ayuntamiento de Béjar.


Por otro lado, Elena Vázquez, indicó que solamente se ha tenido conocimiento de la “Asociación para la Gestión Forestal de los Montes-Estribaciones de Gredos” para la gestión de los mismos y posterior fabricación de biomasa, que fue a Pleno para su aprobación.
Tanto la empresa de embotellamiento de agua como la de reciclaje para mobiliario urbano, no tienen ni han presentado en el Ayuntamiento de Béjar proyecto técnico de viabilidad, sólo existe un resumen en el Departamento de Desarrollo Local de una de las empresas, sin registro, lo que ha indignado a los miembros del PSOE, TAB y Ciudadanos, al conocer las declaraciones realizadas por Viñas en la primera reunión de trabajo celebrada hace una semana.
Salvador Viñas indicó al inicio de la reunión que no había ningún condicionante político para la instalación de las empresas en Béjar pero, sin embargo al término de ésta presentó un documento con unas condiciones en las que se indicaba que el concejal Alejo Riñones fuese el encargado de la gestión del Plan de Reindustrialización, como condición para seguir adelante con los planes.
Un documento que indigno a los presente por su contenido y por su forma, presuntamente dictatorial de tratar a la institución local.
Tras la presentación de dicho documento y una serie de comentarios, que se considera por parte de los representantes de los Grupos Políticos presentes en la reunión, como un chantaje para la instalación de dichas empresas en la ciudad y algo insólito en un país democrático como es España, que un pequeño empresario quiera marcar las líneas de actuación de una ciudad, con sus modales y forma de actuar ante varios miembros de la Corporación Municipal.
Tras conocer las intenciones del empresario, el presunto chantaje y tras observar que en el Ayuntamiento de Béjar no había ningún documento oficial y serio, decidió convocar a los medios de comunicación para explicar los últimos acontecimientos. “No íbamos a aceptar chantajes, ni se juega con la ilusión de las bejaranas y bejaranos”, así de rotunda fue Elena Martín. La alcaldesa también dio detalles de como serían las empresas del señor Viñas y donde se ubicarían, las cuales no tienen licencia de ubicación y tampoco lo han solicitado.
Martín Vázquez y Francisca Andrés, de Ciudadanos fueron muy tajantes remarcado que la institución local no va a aceptar chantajes del empresario catalán y de sus representantes.


Tras la reunión los representantes de los tres grupos políticos que estuvieron presentes, esperan que los empresarios catalanes presenten la documentación oficial en la oficinas municipales con todos los proyectos, así como la ubicación de las empresas y soliciten las licencias, para que sean estudiadas por los técnicos municipales.
El Equipo de Gobierno está recibiendo y recibirá a todo empresario y emprendedor que quiera invertir en Béjar de forma transparente y para beneficio de la ciudad, termino explicando.