Los Presupuestos de 2018 reactivan el crecimiento económico y fortalecen la cohesión social para garantizar el derecho de los extremeños a tener derechos

Los presupuesto de 2018 alcanzan los 5.433,9 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,1%, 262,3 millones más, respecto al ejercicio 2017. Del total, 3.537,4 millones de euros (65%) se destinan a políticas sociales, una partida que aumenta un 4,8%.

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Extremadura reactivan el crecimiento económico y fortalecen la cohesión social para garantizar el derecho de los extremeños a tener derechos. Así lo ha explicado la vicepresidenta y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, en la presentación de las cuentas regionales de 2018 en la Asamblea de Extremadura, que fueron aprobadas ayer en Consejo de Gobierno extraordinario.

Blanco-Morales ha destacado que las cuentas regionales consolidan y mejoran las políticas básicas de los últimos años, aportan seguridad y promueven la igualdad, dinamizan la inversión pública y el empleo de calidad y cumplen con los objetivos de estabilidad presupuestaria.

El proyecto de presupuestos de 2018 está basado en el consenso y el diálogo con los grupos parlamentarios, con los que la vicepresidenta ha mantenido una continua interlocución previa a su aprobación en Consejo de Gobierno, y a los que, en un ejercicio de transparencia, les ha aportado toda la información que han solicitado.

Esto supone un importante esfuerzo del Ejecutivo regional, según ha asegurado la vicepresidenta, en un contexto que está condicionado por la inestabilidad política de Cataluña, la prórroga de los presupuestos estatales y el prolongado periodo de sequía que vive el país.

En total, el presupuesto para 2018 asciende a 5.433,9 millones de euros, lo que supone un aumento de 26 millones respecto a las cifras aportadas hace unas semanas debido a la actualización y revisión de la recaudación de determinados conceptos de ingresos.

Concretamente, aumentan en 15 millones la previsión de mejora del Sistema de Financiación, en 8,4 millones los recursos de carácter finalista (Fondo Social Europeo) y en 2,6 ingresos patrimoniales derivados de concesiones y aprovechamientos especiales.

COHESIÓN SOCIAL

Las políticas sociales atesoran el 65% del presupuesto, 3.537,4 millones de euros, un 4,8% más que en 2017. Esto significa que de cada 10 euros, 6,5 se destinan a este fin.
Blanco-Morales ha puesto en valor el compromiso de la Junta de Extremadura en este ámbito, que se refleja en el aumento de las partidas destinadas a Sanidad, con 1.604 millones, un 4,2% más que en 2017; Educación, con 1.040,9 millones y un aumento del 2,4%; Dependencia 318,5 millones (+2´9%). Hay que destacar, igualmente, el aumento del presupuesto destinado a Empleo, con 300,2 millones (+14´4%) y Vivienda, con 50,3 millones M€ (+14%)

Por su parte, las políticas económicas ascienden a 1.362,3 millones de euros, con un incremento del 2%, que permitirán un crecimiento firme y sostenido de la economía. En este apartado, solo desciende la cuantía destinada a Empresa (-4,4%), motivado por la resolución de una convocatoria de Cooperación Transfronteriza que, una vez resuelta, sus créditos han sido asignados en las distintas direcciones generales en las que se materializará el gasto.

Además, en materia tributaria, el proyecto de ley de Presupuestos recoge, tal y como se comprometió el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, una bajada del 1% del IRPF, que beneficiará a más de 460.000 extremeños, y la bonificación del 99% del Impuesto de Sucesiones para herencias de padres a hijos, de hijos a padres y entre cónyuges.

IMPULSO AL CRECIMIENTO

La vicepresidenta ha resaltado que la economía extremeña, por cuarto año consecutivo, va a crecer por encima del 2%. Esto se refleja en el PIB regional, que experimenta un crecimiento continuo en los últimos tres años; en las exportaciones, que alcanzan máximos históricos; en la trayectoria ascendente del sector turístico y en la cifra récord de empresas inscritas en la Seguridad Social, que superan las 32.900.

Por otra parte, Extremadura estará en condiciones de cumplir los objetivos de estabilidad presupuestaria sin recortar e incentivando los fondos destinados a políticas sociales. En cuando al déficit, Blanco-Morales ha destacado el esfuerzo de consolidación realizado en los últimos años, con una reducción de 277 millones, un 70%, entre 2014 y 2017.

En cuanto a deuda y regla de gasto, Blanco-Morales ha recordado que Extremadura ya cumple con estos dos parámetros. Concretamente, la región es la cuarta comunidad con menor deuda y se sitúa un punto por debajo de la media de las comunidades autónomas, con un 24% del PIB frente al 25,1% nacional.

Por último, la vicepresidenta se ha referido al compromiso del Ejecutivo regional con los proveedores, con lo que Extremadura cumple por decimoquinto mes consecutivo. El pago de las facturas abonadas supera las 122.000 entre julio de 2015 y 2017.

Galería de imágenes