Los presupuestos de Sanidad y Servicios Sociales vuelven a crecer para fortalecer la sanidad, atender la dependencia y proteger a los más vulnerables


El presupuesto de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales para 2020 “vuelve a crecer” respecto al ejercicio anterior, un 3,02 por ciento, y asciende a un total de 2.222,73 millones de euros, lo que supone 65,05 millones de euros más que en 2019. Así lo ha explicado este jueves en la Asamblea de Extremadura la secretaria general de la Vicepresidencia Segunda y Consejería de Sanidad y Servicios Sociales, Aurora Venegas, que ha puesto sobre la mesa los datos presupuestarios del departamento que dirige José María Vergeles.

Venegas ha recordado que el presupuesto de la Consejería representa el 37,08 por ciento de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Extremadura (PGEX) para 2020 y su objetivo es “fortalecer la atención sanitaria, dar una respuesta decidida a la dependencia, garantizar los derechos y ampliar la cobertura de servicios a las personas más vulnerables”.

Los PGEX para 2020 destinan al Servicio Extremeño de Salud (SES) una partida de 1.723,77 millones de euros, un 3,06 por ciento más que en 2019; 340,05 al Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (SEPAD), un 3,62 por ciento más; y 128,06 a la Dirección General de Servicios Sociales, Infancia y Familias.

Estas son las partidas más grandes de la Consejería, que destina 7 de cada 10 euros a políticas sociales.

SEPAD

El presupuesto del SEPAD crece en casi 12 millones respecto a 2019 con el objetivo de hacer avanzar la aplicación de la Ley de la Dependencia, consolidar la atención a las personas con discapacidad, con deterioro cognitivo, trastorno mental y, en general, a las personas de edad. Extremadura, por tanto, sigue siendo una de las regiones que más esfuerzo dedica a la Dependencia, a la discapacidad y al cuidado de los mayores.

Para atender a las más de 28.000 personas en situación de dependencia, la Junta destinará en 2020 casi 89 millones de euros, que dan cobertura a las prestaciones económicas (vinculadas al servicio, en el entorno familiar y de asistente personal) y las relativas al Servicio de Ayuda a Domicilio. Para este último, ha indicado Venegas, se formalizarán subvenciones directas a los ayuntamientos de entre 5.000 y 20.000 habitantes para seguir reduciendo la lista de espera.

Para las personas con discapacidad se destinan 41,2 millones de euros, bien sea a través de los conciertos del Marco de Atención a la Dependencia (MADEX), las órdenes de subvenciones para prestación de servicios y convocatorias de programas de discapacidad de las diversas entidades, así como el mantenimiento de plazas residenciales, pisos tutelados, centros de día, centros ocupacionales y los servicios de atención temprana y de habilitación funcional.

La atención a personas mayores, autónomas o dependientes, cuenta con una partida de 31,9 millones de euros, donde se incluye el mantenimiento de plazas en centros para mayores dependientes, plazas residenciales para autónomos, centros de día y la atención especializada para mayores con deterioro cognitivo, que se hará de forma complementaria a la realizada por el sistema sanitario a través de una convocatoria con entidades sin ánimo de lucro. Incluye también el proyecto Soledad en Mayores, los programas de accesibilidad y servicios de domicilio.

En 2020 se continuará con el plan de construcción, reforma, ampliación y equipamiento de la red de centros parta finalizar las obras inacabadas, mayoritariamente municipales, que darán nuevas plazas para la Dependencia.

Para ello, se realizará una nueva convocatoria con 2,5 millones de euros de fondos FEDER más las aportaciones de las dos diputaciones y de los propios ayuntamientos. Esto se complementará con 10,5 millones de FEDER para reformas y equipamientos en infraestructuras de titularidad del SEPAD.

SERVICIOS SOCIALES

Respecto a los Servicios Sociales, Infancia y Familias, los programas de inclusión social tienen un presupuesto de 87,6 millones de euros, la red pública de Servicios Sociales de las entidades locales tiene una dotación de 11 millones de euros para financiar las 300 plazas de trabajadores/as sociales y el Fondo de Garantía Social, dotado con 53,1 millones, que da cobertura a la Renta Básica (47,3 m), los suministros mínimos vitales (3,5 m) y las ayudas a contingencias (2,2 m).

Al mismo tiempo, se continúa compensando las pensiones no contributivas con un presupuesto de más de 3 millones de euros para abonar en el mes de abril 240 euros, un complemento extraordinario en pago único.

Los programas de Atención a la Infancia y a las Familias dispondrán de un presupuesto de 40,46 millones de euros, que financiarán el desarrollo de la red de servicios y programas destinados a las familias y a la protección del menor, con recursos destinados al apoyo y la reintegración familiar, potenciando servicios alternativos a la institucionalización.

Se pretende, asimismo, favorecer la inserción sociolaboral de los menores acogidos al sistema de protección y se fortalece la red de recursos para atender a los menores infractores que cumplen medidas judiciales.

SERVICIO EXTREMEÑO DE SALUD

El presupuesto del SES (1.723.777.029 de euros) está diseñado para la promoción y protección de la salud, la prevención de la enfermedad y la asistencia sanitaria en todos los casos de pérdida de la salud. Ese es el mensaje que ha trasladado el director general de Planificación Económica del Servicio Extremeño de Salud, Esteban Serrano.

El director general ha detallado que, anualmente, la sanidad extremeña da cobertura a 680.000 estancias hospitalarias, 490.000 urgencias hospitalarias y más de 11 millones de consultas en atención primaria. Ello supone una inversión diaria de 4,7 millones de euros.

Las infraestructuras más relevantes de la planificación presupuestaria del SES son, según ha destacado, el proyecto de licitación e inicio obras del Nuevo Hospital Don Benito– Villanueva de la Serena (2,2 millones de euros); el proyecto de la segunda fase del Hospital Universitario de Cáceres (0,5 millones de euros); la renovación de la flota de vehículos para uso de Veterinarios y Cuidados Paliativos (0,7 millones de euros); la finalización de la Unidad de Cuidados Críticos Hospital Campo Arañuelo (0,6 millones de euros); las obras del búnker del Hospital de Mérida para la instalación del nuevo acelerador lineal (0,7 millones de euros); la renovación de los equipos de Alta Tecnología (4 millones de euros); la reforma de las instalaciones de diálisis en los hospitales (1,4 millones de euros); la obra de mejora de climatización en los quirófanos del Hospital Don Benito–Villanueva de La Serena (0,4 millones de euros); renovación de ascensores de los hospitales (1,1 millones de euros) y actuaciones en el Hospital Virgen del Puerto (1,6 millones de euros).

En el ámbito de la Atención Primaria, existen diversos proyectos como el inicio de la construcción de los centros de salud de Fuente de Cantos, Logrosán, Los Santos de Maimona, Orellana la Vieja y Valverde de Leganés, así como la finalización de la obra y equipamiento de los centros de salud de Torre de Don Miguel y Ahigal.

En otro orden de cosas, ha resaltado la subida del 8,97 por ciento (37 millones de euros) para gasto en farmacia hospitalaria, que sigue creciendo debido a los medicamentos innovadores, y en material sanitario, con el fin de ajustar el gasto real al presupuesto.

El proyecto de gasto en recetas tiene una dotación para el ejercicio 2020 de 342,2 millones de euros, con los que se dará cobertura al coste de más de 27 millones de recetas. La variación del gasto en receta farmacéutica, durante 2019, se ha mantenido en Extremadura por debajo de la media del conjunto del Sistema Nacional de Salud.

Los presupuestos del SES también mejoran en la dotación destinada a subvencionar prestaciones tales como prótesis, sillas de ruedas, entregas por desplazamientos, ayudas al consumo eléctrico por terapias domiciliarias y medicamentos pediátricos. La partida para ese fin es de 1,6 millones de euros.

Finalmente, Serrano ha centrado la filosofía de estos presupuestos en materia sanitaria en tres ejes básicos: orientar la organización hacia los usuarios, dirigir los recursos a la mejora de la calidad asistencial e impulsar estrategias de mejora continua de la gestión.

Galería de imágenes