“Los pronósticos del tiempo para 24 horas

tienen más del 90% de fiabilidad”

Jacob PETRUS █ Codirector del Programa de TVE “Aquí la Tierra”

Por Marciano Martín Castellano  y Pepe Blanco Blázquez
■ Sede de la Radio Televisión Española
POZUELO DE ALARCÓN (Madrid)

 

Jacob Petrus Torrano (Manresa, Barcelona, 8 de agosto de 1976) se licenció en Geografía por la Universidad de Barcelona con especialización en Climatología. Fue jefe de información meteorológica en Telemadrid durante 9 años para pasar luego a pertenecer al equipo de El tiempo de RTVE.
En la actualidad, desde mayo de 2014, es presentador y codirector de “Aquí la Tierra”, magacín divulgativo que trata la influencia de la climatología y la meteorología tanto a nivel personal como global. Además, ha sido colaborador en las revistas GEO y Muy Interesante y en el diario Público.

“Los programas los empezamos a planificar mes y medio antes , todo
está muy cuidado, nunca un reportero aparece el mismo día”

— Hágame una biografía lo más breve su carrera profesional desde que empezó en este mundo de la televisión…
— Empece mi carrera profesional en el año 98 o 99 cuando estando en la universidad empecé a colaborar en radios haciendo la previsión del tiempo, y ya en el año 2000 buscando trabajo, con la carrera recién acabada, un profesor me dijo que buscaban gente en la cadena SER en Madrid, y para allá que me fui. El 3 de abril de 2000, me vine para Madrid, donde estuve cuatro años trabajando para el grupo Prisa, la verdad es que fue un aprendizaje brutal porque hacíamos radio, tele, periódicos y webs, y ahí es cuando empecé a hacer televisión, en 2004 pase a Telemadrid, donde estuve diez años, encabezando el equipo del tiempo, y ya en julio 2013. En mayo de 2014 empezó “Aquí la tierra”, y ya llevamos casi cuatro años.

— ¿Cómo nació “Aquí la tierra”?
— Es una combinación de ideas que plasmamos encima de una mesa y se pudo hacer realidad. “Aquí la tierra” parte de la evolución natural, hace veinte años solo eran la previsión, y fuimos añadiendo imágenes, fotografías, videos, cosas de naturaleza. Yo siempre he tenido ese concepto de la información meteorológica, que no solo es la previsión de si va a llover o no, sino que mucho de lo que la meteo y el clima influyen en muchas cosas de nuestra vida diaria.

— ¿Por qué ese empeño de sacar otra cosa diferente a lo que había?
— Siempre he tenido empeño, me ha parecido que era muy interesante. En ese momento los directivos decidieron apostar y darle un vuelco en una franja horaria que hasta ese momento había ocupado programas de corazón y durante muchísimos años gente, fue un cambio de contenidos radical. Pero yo creo que fue un poco adaptarse a los tiempos, dentro de esta tendencia de preocuparnos por el medio ambiente, intentar acercarnos, llevar una vida más saludable, más próxima a la naturaleza, respetando los tiempos, con los productos de temporada, con la gastronomía.

“La meteorología ha cambiado muchísimo en los últimos años”

— ¿Ha cambiado mucho la meteorología?
— Ha cambiado muchísimo, en veinte años de profesión ha cambiado de forma radical. Yo cuando empecé recuerdo que recibíamos los mapas del tiempo con un radio facsímil, unos mapas pequeñísimos que se borraban al cabo de un rato con mala calidad, y hacíamos las previsiones con cuatro herramientas. Yo entonces ya empezaba a trabajar con la revolución que ha supuesto Internet, y a partir de ahí todo se ha desbocado, de hecho, ahora el problema que tenemos es un exceso de información. Tienes información en fotografías, en videos, en datos, porque ahora hay estaciones meteorológicas a cascoporro, que te dan mil datos y luego encima tenemos a disposición un montón de modelos de previsión con resultados a veces bastante distintos y que también tienes que intentar reflejar en tus previsiones. Si a eso le añades la revolución gráfica que han supuesto los ordenadores y cómo eres capaz de mostrar no solo un mapita de iconos, sino cualquier variable que puedes plasmar en un mapa, la dirección en la fuerza del viento, la presencia de las nubes, la cota de la nieve, todo eso ya se puede hacer en un mapa, yo creo que ya cada vez los hombres del tiempo somos, no sé cómo decirte, entre comillas, los directores de una pequeña peli, porque al final hacemos de presentadores, de guionistas, de directores, y nos hacemos nuestros propios espacios.

— ¿Cómo hacéis la información meteorológica?
— Lo que se hace, en este caso como el equipo del tiempo de televisión española esa conformado por unos cuantos miembros, quiero decir que es un equipo amplio. Así que nuestro referente siempre es la Agencia Estatal de Meteorología, y lo que se hace con el equipo del tiempo, de una forma muy acertada, es que ellos todas las mañanas hacen una reunión para analizar la situación meteorológica, analizar lo que dicen los modelos y establecer un pronóstico, y ese pronóstico es el que se comunica en todos los diferentes espacios del tiempo de grupo.

Pinche aquí…

— Lo que ha cambiado ahora, sobre todo, es que antes era como una cosita más de un informativo, y ahora está empezando a coger un peso fuertísimo esta información…
— Yo creo que ha cambiado en 20 o 30 años, se afrontaban con una perspectiva determinista y unitaria, si hablamos de meteorología, solo hablábamos de meteorología, lo que quiero decir, es que ahora en el mundo con toda la interacción que hay entre ciencias que hay nos damos cuenta de que no puedes hablar de meteorología y solo de meteorología, si hablamos hoy de meteorología, tenemos que hablar del deshielo de los ríos, y si hablamos del deshielo, tenemos que hablar de los embalses, y si hablamos de la sequía por el sur, tenemos que hablar de las alergias, y si hablamos de toda esa situación, también tenemos que enlazar con el cambio climático que es lo que nos pide todo el mundo.

“Internet ha supuesto una revolución para la meteorología, ahora el problema que tenemos es el exceso de información que tenemos”

— ¿En qué tanto por ciento podemos decir que sois capaces de vaticinar lo que va a ocurrir al cien por cien?

— Depende del tiempo cronológico al que quieras saber el pronóstico, es decir, a corto plazo, a unas 48 horas vista, los pronósticos del tiempo están por encima del 90% de fiabilidad, a partir de ahí, conseguimos ver tendencias hasta diez días, pero depende de la situación meteorológica y de la época del año. Es más fácil prever el tiempo en invierno y en verano, más complicado en otoño y primavera, son más fáciles de pronosticar las situaciones de anticiclón, que las de borrasca, y también es verdad que algo que nos ha cambiado mucho es las exigencia hacia las previsiones meteorológicas.

— ¿Está la gente concienciada, a través de los programas lo que está sucediendo en este planeta?
— Yo creo que sí, y también creo que ayudan mucho los cambios generacionales, la educación que recibíamos nosotros no tiene nada que ver con la educación que reciben los niños ahora, los niños crecen muchísimo más sensibilizados con el medio ambiente, son muchísimo más respetuosos, son mucho más conscientes del planeta en el que vivimos y del daño que le hacemos con nuestra actividad diaria, y por lo tanto ellos son mucho más receptivos y están mejor instruidos.

— ¿Usted se esperaba cuando acabó la carrera que iba a acabar en los medios de comunicación?
— Bueno yo tengo que decir que por mí hubiera estudiado periodismo, pero no pude, porque que arrastre malas épocas como estudiante, entonces no pude entrar, entre en geografía porque me gustaban mucho los contenidos, y a partir de ahí antes que pasarme a periodismo, descubrí que había una profesión que yo no había tenido en cuenta que era el hombre del tiempo, que era mezclar, trabajar en medios de comunicación y hacerlo con un contacto directo con la naturaleza, que me gustaba, y a partir de ahí sí empezamos a tirar.

Pincha aquí…

— Cuénteme un poco como es la trayectoria del programa, ¿cómo elaboran el programa?, ¿cómo hacen todo para ir elaborando la programación del día?
— Si tuviésemos que ir hacia atrás para ver cómo se elabora un programa como el de hoy, habría que ir casi un mes y medio atrás, porque es en el momento en el que se empiezan a planificar y a producir los reportajes que se emiten hoy. No se repite ni un reportero en el mismo día, ni se repite el mismo tema, ni se repite la misma localización, y eso es un puzle, son diez reporteros viajando por toda España en un puzle que tiene que quedar perfecto, y además el programa tiene que mostrar en los cinco reportajes que emite el programa cada día una variedad de temas. Luego ya prácticamente está el trabajo del día a día, que es decidir con qué imagen abrimos, que imágenes van a servir en la ronda del principio que tenemos para explicar que es lo que está pasando en España respecto al tiempo, luego una ronda internacional, y un animal, luego ya llegan todos los reportajesDigamos que hay diferentes escalas temporales a la hora de planificar el programa.

— ¿Cuánto personal trabajan en el programa?
— Como es coproducción, hay personal aquí en Prado del Rey, y parte en “Catorce” que es la productora, no te lo sé decir porque además es un equipo que se sigue ampliando, porque seguimos creciendo y cada vez queremos hacerlo mejor, y poquito a poco se van añadiendo gente.

— ¿Cuándo se puso la primera vez delante de la cámara en “Aquí la tierra” pensabas que el programa podía tener la trayectoria que tiene ahora?
— Imposible, ni yo ni nadie, el que diga que sí, miente, porque es imposible haber imaginado la repercusión y los números que están de este programa.

— ¿Os aprietan mucho la audiencia?
— No, y menos ahora, que ahora hay poco que apretar. Es verdad que al principio lo pasamos mal, “Aquí la tierra” no daba, el primer año costó, y los primeros meses estuvimos con la soga al cuello, por lo menos que yo recuerde tres veces, y una de ellas estábamos finiquitados, y al final por luchar, luchar y luchar, al final nos salvamos, hacíamos renovaciones cada muy poco tiempo, y eso no está de más porque ahora valoramos todavía más la situación en la que estamos.

— ¿Por qué pasasteis a los fines de semana…?
— Sí, se extendió a la edición de los domingos, y la verdad es que se ha demostrado, y más comparando con los contenidos que tenía Televisión Española, que va muy bien y que va mejor que otros programas, ya va por casi el año.

— ¿Cuáles son las zonas que les gustan más de España?
— Es muy difícil, no te sabría decir, quizás por lo que le aporta el clima y el relieve, es verdad que las zonas del norte muchas veces visualmente son, entre comillas, mucho más agradecidas, porque tampoco estoy muy seguro de ser justo con esto, pero es cierto que el verdor de Asturias y Cantabria entra muy bien por los ojos, entra mejor que la aridez de Murcia o Almería, pero estos a su vez tienen unas virtudes maravillosas. Yo creo que la gracia de este programa, y nos lo dice mucha gente que nos ve desde fuera, porque nos ven mucho a través del Canal Internacional, que le sorprende la variedad que tiene España en clima, en relieve, en gastronomía, en folklore, y eso se plasma en modos de vida muy distintos.

— Para terminar, ¿qué le pareció el Parque Natural de Monfragüe?
— Es una maravilla, que te voy a decir, una gozada…

— Lo conocías de antes de la invitación.
–No, había pasado por la zona, pero nunca había visitado el parque propiamente, evidentemente no había estado en la feria (FIO-2017), y para mí fue un poco la introducción a la contemplación de aves, y al disfrute de la contemplación de aves, y a partir de Monfragüe, ya me he metido más y ya tengo unos cuantos libros en casa, mi mujer me regaló unos prismáticos y me voy metiendo poco a poco.

— Y qué me dices de Hervás, ¿lo conoces…?
— Sí, estuve hace muchos años, y tenía reservado también, lo he tenido que anular dos veces…

— Ahora se está haciendo en el sur de Salamanca y el norte de Cáceres una vía verde que va desde Béjar a Baños y que va a llegar hasta Plasencia.
— Estuve con Parques Nacionales, porque tuvimos un evento en FITUR, y ellos han hecho unas zonas que combinan parques nacionales, reservas de la biosfera y caminos naturales, y yo les decía que los parques nacionales están más que vendidos, las reservas de la biosfera bastante bien, pero los caminos naturales no, la gente no sabe lo que son los caminos naturales y los que hay.

— ¿Es verdad que la mayoría de las cadenas de televisión, y los medios de comunicación están más pendientes de la cuenta de resultados que de temas como estosm de educación?
— Yo no puedo contestar por otros canales. Como opinión, yo creo que no puedo analizar de la misma forma un canal privado que un canal público, porque ante el canal privado no puedes decir nada, y especialmente ante programas que no sean informativos, una cosa es un programa informativo donde trabajan periodistas que tiene unos códigos y que no deberían perder jamás y que deberían trabajar con eso, pero más allá del programa informativo un canal privado tiene derecho a hacer lo que quiera, y lo podemos catalogar como queramos nosotros, pero una televisión pública tiene ciertas obligaciones, y Televisión Española las tiene, y yo creo que “Aquí la tierra”, cumple con algunas cuantas de esas obligaciones, entre otras cosas, vender España.