Hervás, a 25 de febrero de 2021.

Vecinos de un bloque de viviendas en la localidad de Hervás, denuncian el impago de numerosas cuotas y una derrama por parte de la Junta de Extremadura hacia la comunidad de vecinos. 

La Junta de Extremadura es propietaria de 6 viviendas y desde el mes de agosto de 2020 no pagan las cuotas, acumulando una deuda de casi 3.000 euros.  Desde la comunidad les han reclamado dicha deuda varias veces y por diferentes medios, pero la única respuesta que obtienen, en el mejor de los casos, es que “no se pagará nada hasta que no estén aprobados los presupuestos”.

Los vecinos han tenido que hacer frente a una derrama, que tampoco ha abonado la Junta, y en poco tiempo se verán obligados a realizar otra para poder pagar los recibos pendientes, lo que causará graves trastornos a muchas de las familias del bloque, de recursos humildes y algunas incluso afectadas directamente por la situación actual de Ertes y despidos.  

“No es justo que dependamos de la aprobación de los presupuestos y los tiempos administrativos. Nosotros pagamos nuestros impuestos y los recibos o la compra en el supermercado no entienden ese ritmo”, dice una de las propietarias del edificio.

Las viviendas fueron adquiridas por los vecinos a la promotora Urvipexa, empresa dependiente de la Junta de Extremadura, en régimen de VPO (Vivienda de Protección Oficial). Desde un principio, la promotora no se hizo cargo de problemas surgidos en el edificio: goteras, placas solares, puertas dañadas, etc. Años más tarde,  la Junta de Extremadura las adquirió y la está ofrece y adjudica dentro de programas de alquiler social y vivienda de promoción pública. Cambio por el que también se sienten agraviados los propietarios. Ante tal situación, y el silencio de los responsables, los vecinos denuncian públicamente esta situación, para intentar ser escuchados y buscar una solución que por vía oficial no les llega.