Luz verde a las ayudas para la mejora de las infraestructuras y la productividad de fincas rústicas de propiedad municipal


El Consejo de Gobierno autorizó en su última reunión la convocatoria de las ayudas para la mejora de las infraestructuras y la productividad de fincas rústicas de propiedad municipal para el año 2021, por un importe de 2.250.000 euros, cofinanciados al 75 por ciento por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) “Europa Invierte en las Zonas Rurales”, dentro del Programa de Desarrollo Rural de Extremadura 2014-2020.

Estas ayudas, dirigidas a ayuntamientos que sean propietarios de fincas rústicas, presentan dos líneas, una destinada a inversiones para el mantenimiento y mejora de las infraestructuras y otra para inversiones destinadas a la mejora de la viabilidad de las explotaciones agrarias basada en la modernización de instalaciones y equipos, el incremento en la productividad y el desarrollo de nuevas orientaciones productivas.

La inversión mínima y máxima auxiliable será, en la línea 1, de 5.000 y 75.000 euros, respectivamente, y en la línea 2, de 50.000 y 150.000 euros. La cuantía de la ayuda será el 75 por ciento de la inversión auxiliable.

La explotación agraria que se desarrolle en la finca rústica municipal donde se realicen las inversiones deberá cumplir una serie de requisitos, como estar inscrita en el Registro de Explotaciones Agrarias de Extremadura (REXA) o contar con una explotación agraria con dimensión técnica y económicamente viable.

Abrimos el 10 de julio.

Además, los ayuntamientos deberán comprometerse a mantener las inversiones para las que se les hubiera concedido la ayuda durante al menos cinco años, contados a partir de la fecha del pago final de las mismas.

Por otra parte, para las solicitudes de la línea 2, además de lo anterior, el titular de la explotación se comprometerá a ejercer la actividad agraria durante al menos cinco años, contados desde la fecha de certificación de realización de inversiones, y contratar al menos a un trabajador para las inversiones objeto de ayuda mediante un contrato indefinido a tiempo completo.

Estas ayudas contribuyen al objetivo fundamental de fijación de la población en el mundo rural, fomentando los recursos agrícolas y una actividad ganadera tradicional. Por ese motivo, esta actuación se considera una medida adecuada de la política demográfica de la Junta de Extremadura en la lucha contra la despoblación en el medio rural.