Puerto de Béjar, a 2 de octubre de 2021.

SEGUIMOS EN GUERRA contra un enemigo cobarde, invisible y canalla, que está llevando a la desesperación, ruina, desolación y angustia a muchas familias. Y esto sigue y sigue y, ni por asomo, encontramos solución a corto plazo.
Es inimaginable que, en plena batalla contra el Covid, nos metan en otra guerra Y no se trata de un tema menor, porque la subida de la LUZ, por tratarse de un bien tan necesario, implica a todos.
Señores políticos, Señores dueños de las Eléctricas ¿creen de verdad que pensionistas y mileuristas pueden desprenderse del – aproximadamente – 15% de su pensión o sueldo para pagar un producto de primera necesidad?
Este asunto, como digo, no es un tema menor y puede ocasionar que la gente salga a la calle y surjan alteraciones de orden público de consecuencias incalculables. Bien decía el Nobel García Márquez: “Si el dinero no llega a los pobres, éstos tendrán que ir a por él”. Más indignante aun sabiendo que presidentes y consejeros de dichas compañías ganan sueldos de muchos ceros. Claro está, por las Eléctricas han pasado y pasan expresidentes del gobierno, amén de exministros, secretarios de estado, directores generales y todo el etcétera que el lector quiera con sueldos que superan los 200.000 euros. Y, además, algunos de ellos no saben lo que es una llave de la luz; aunque ellos si pueden pagar la luz y poner cuantos aparatos les dé la gana. Por ejemplo, la presidenta de RED-Eléctrica, la exministra de Zapatero – la Sra. Corredor – que en el primer año ganó 464.000 euros, según publicó Europa Press; ganará actualmente 546.000 euros repartidos de la siguiente manera: 399.170 euros por su cargo de presidenta, 130.742 euros al año por su pertenencia al Consejo – como el resto de los vocales – y a esto hay que añadir una dieta de asistencia de 1.500 euros por cada una de las once sesiones ordinarias previstas en el Consejo de Administración, lo que supone otros 16.500 euros anuales. Claro que sí, la Sra. Corredor no puede hacer nada sobre el precio de la luz, ya que esto depende de las Compañías Eléctricas y RED-Eléctrica tiene como misión tender las redes. Lo que quiero decir es que con semejantes sueldos sí se puede pagar el maldito recibo de la luz.
Este serio problema de la energía viene de largo y los dos partidos que han gobernado España no acabaron con él o no les ha interesado, porque aquí sí que están…las “puertas giratorias” ¡Coño! ¡Déjense de echar culpas los unos a los otros y todos a trabajar para terminar con esta locura!
Tal y como se ven las cosas desde fuera, digo ¡Eléctricas al poder!; ya que son las que mandan y se consiente que tengan presidentes que ganan hasta once millones de euros al año. Sé que son empresas privadas y con su dinero pueden hacer lo que quieran, pero no a costa de los sufridos consumidores que somos los que pagamos.
Para la gente humilde es complicado poner la lavadora, pasar la aspiradora, planchar, poner el horno, la cocina, el aire acondicionado, aunque sea un ventilador… Esto está prohibido para los bolsillos de millones de familias. Y no digamos ya, si se necesita, desde el punto de vista médico, estar conectado a algún aparato para vivir.
Termino. Qué el próximo gobierno lo formen los directivos de las Eléctricas, sus amigos y los que usan las puertas que giran y giran sin parar ¡¡¡ Cojo…!!! No les da vergüenza hacer pasar a miles de seres humanos – aunque muchos de ellos sean los que levantaron la España que ahora tenéis en vuestras manos- MIEDO, PAVOR, ANGUSTIA…por no poder pagar la MALDITA LUZ. Esto, sin más, esto sí que es vergonzoso.
Pero, por encima de todo, con el mensaje que he proclamado en este escrito, busco que la LUZ deje de ser MALDITA y que sea ella la que vuelva a iluminar con alegría todas nuestras casas y familias…