Salamanca, a 16 de octubre de 2021.

El presidente de la Junta anima a defender y luchar por la tauromaquia, uno de los preciados legados de las formas tradicionales de vida

Critica la exclusión a los toros del bono cultural anunciado por el Gobierno de España porque ignora las muchas dimensiones de la tauromaquia

Entrega el ‘Toro de Oro’ de la Feria de Salamanca al ejemplar ‘Gandillito’, de la gandadería Francisco Galache

PICHA EN LA IMAGEN Y CONOZCA MÁS DE CASA CHINO, EL NUEVO LOCAL DE MODA DE HERVÁS.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha subrayado su compromiso con preservar el mundo del toro y su cultura, seña de identidad de la Comunidad. Así lo ha afirmado en la entrega del Premio “Toro de Oro” de la Feria de Salamanca, en su XLV edición, convocado por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, al ejemplar ‘Gandillito’, de la ganadería Francisco Galache, por la faena del diestro Alejandro Marcos. Un reconocimiento que el jefe del Ejecutivo autonómico ha querido extender a todos los ganaderos de Salamanca y del conjunto de Castilla y León, por su compromiso y por trabajar para mantener la Fiesta en unos momentos tan difíciles. Y ha resaltado su papel esencial en la contribución española más importante a la producción bovina mundial como es el toro de lidia, joya de las razas ganadera.

Y Castilla y León, ha señalado, ocupa un lugar destacado, pues es la segunda Comunidad con más ganaderías de lidia, acaparando la quinta parte de todas las de España, con Salamanca como la provincia con mayor número de explotaciones y reses. La materia prima, ha resaltado el presidente de la Junta, “de algo tan nuestro como la tauromaquia”, con especial presencia y protagonismo en Castilla y León, y a la que ha comprometido su apoyo para preservar el mundo del toro y su cultura. Ya se demuestra, ha recordado Fernández Mañueco, con la declaración como Bien Cultural Inmaterial, el impulso a la Mesa de la Tauromaquia, las Cátedras para su estudio o los premios que la reconocen y valoran.

Apoyo

Del mismo modo, ha resaltado el presidente de la Junta, la tauromaquia está equiparada al resto de los sectores culturales, multiplicando por siete los recursos destinados a su promoción en 2020, a la vez que se han impulsado los circuitos de novilladas y apoyado a las escuelas taurinas.

Además, se han aumentado las ayudas propias a la máxima cuantía permitida por Europa para atender a los ganaderos en un año difícil, prácticamente sin festejos taurinos durante más de doce meses por la pandemia. Además, ha avanzado que desde la Junta se estudian posibilidades para seguir apoyando a las ganaderías de bravo ante las dificultades que aún sufren, de modo que, por ejemplo, se respaldará a la ganadería de lidia para seguir manteniendo la pureza de los encastes.

Un compromiso que Fernández Mañueco ha reiterado en un momento en el que el toro recibe “tantos y tan injustificados ataques”, como el intento en el Parlamento Europeo para que los toros no reciban ayudas de la PAC, algo a lo que Castilla y León se opone radicalmente y reclama que la ganadería de bravo siga teniendo las mismas opciones en la nueva Política Agraria Común como actualmente. O excluir, ha censurado, a los toros, que “forman parte de la esencia de nuestro país” del anunciado bono cultural para jóvenes por parte del Gobierno en base a posiciones que ignoran las muchas dimensiones del mundo del toro como en la protección de la biodiversidad, la ecología, la cultura, las tradiciones o la economía –en España genera más de 54.000 empleos-.

El presidente de la Junta ha reivindicado que si se quiere impulsar la España del interior es esencial preservar las formas tradicionales de vida y emplearlas como instrumentos de progreso. Y la tauromaquia, ha apuntado, es uno de esos preciados legados, por el que ha animado a seguir luchando.