La provincia de Castellón centrará de nuevo las miradas del mundo del ciclismo con la reedición de la subida a Mas de la Costa, en Llucena, dentro de la Volta a la Comunitat Valenciana Gran Premi Banc Sabadell. Será el próximo sábado 4 cuando el pelotón de la prueba autonómica formado por más de 200 ciclistas y 25 equipos llegue a la provincia para disputar su etapa reina y reafirmar “Castellón como el gran escenario del Mediterráneo”.

Así lo ha subrayado esta mañana el diputado de Deportes, Luis Martínez, durante la presentación de un recorrido que saldrá desde Segorbe “para convertir el interior castellonense en el juez de la prueba y mostrar una vez más a través del deporte una provincia que presume de 120 kilómetros de costa pero también de ser la segunda más montañosa de España”.

Es por ello que Martínez ha incidido en la política emprendida desde el Gobierno Provincial a la hora de convertir el deporte “en un motivo de orgullo para todos los castellonenses y un claro generador de oportunidades para impulsar y desarrollar el territorio. La apuesta por los eventos deportivos, cimentada desde el convencimiento que el clima, la orografía e instalaciones y nuestros deportistas como el ciclista de Vila-real, Sebastián Mora que participará en La Volta, hacen de Castellón un escenario deportivo del primer nivel y del deporte un excelente reclamo turístico”.

Seis puertos de montaña

Para ello, y antes de convertir la ascensión a Mas de la Costa en el final de la etapa, los ciclistas deberán superar cinco puertos más de montaña como son el de Arenillas, Zuzaina, Castillo de Villamalefa, Puertomingalvo y El Collado del Vidre.

A este respecto, el director de la Volta, Ángel Casero ha reconocido que la etapa provincial será decisiva ya que está compuesta por puertos de montaña con rampas muy duras y estrechas”. Una etapa que tal y como ha destacado el diputado provincial, “vertebra el interior de nuestra provincia en un ejemplo más del calado social y económico que tienen los eventos deportivos”.