Carla Martín Bouzón.

Zamora, a 14 de julio de 2021.

Miguel Ángel Fernández (Vigo-Rías Baixas) ha sido el mejor en las calles de Benavente donde los vecinos de la preciosa villa zamorana vieron una llegada masiva para resolver la segunda etapa de la 38ª Vuelta a Zamora. El murciano Fran García Rus (Aluminios Cortizo), ganador de la contrarreloj inicial en Toro, mantiene una jornada más el maillot amarillo de líder de la ronda.

Poco después se les unirían desde atrás Iván Martínez (Supermercados Froiz) y George Mills-Keeling (AVC-Aix en Provence), dando forma a un quinteto que llegó a rodar con hasta dos minutos de ventaja.

En el ecuador del itinerario, el pelotón aceleraba y se echaba encima de la escapada, produciéndose nuevos saltos que daban lugar a una nueva avanzadilla en la que entraban de nuevo Borja Teruel, junto con su compañero Pedro López, Arnau Solé (Avimosa-Chozas Team), Claudio Clavijo (Bicicletas Rodríguez-Extremadura), Javier Chacón (Supermercados Froiz) y Antonio Barbero (Globalia-Salamanca).

Ese sexteto llegaba con algo más de un minuto de renta a los últimos 20 kilómetros, donde se afrontaba el alto de Dehesa. En esas rampas se destacaba Sole, pasando en solitario por la cima, aunque con los favoritos pisándole los talones.

Finalmente, Solé era absorbido cuando ya se veían las primeras casas de la bonita villa benaventana, quedando todo preparado para que el triunfador del día saliese de un sprint.

Ahí, en los duros metros finales atravesando la Cuesta del Hospital, el mejor era Miguel Ángel Fernández superando con claridad a todos sus rivales. El cántabro levantaba los brazos por delante de Nicolás Antorena (Supermercados Froiz) y David Martín (Eolo-Kometa).

Mañana el pelotón de la ronda zamorana viajará hasta Fonfría para vivir su habitual jornada por la comarca de Aliste y Alba. Tras 142 kilómetros y un terreno que continuamente irá para arriba y para abajo se llegará a la meta situada en Riofrío de Aliste, de donde ya saldrá la parte alta de la general bastante clarificada.