Presidenta de la Asamblea de Extremadura

Hace unos días tuve el honor de participar en un encuentro online,“Mujer y liderazgo en tiempo de crisis”, organizado por la Cadena SER Extremadura. Intercambiamos ideas junto a la directora del Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEX), Estela Contreras; la gerente del Área de Salud de Badajoz, María Irene Majón; y la empresaria y vicepresidenta Apyme Vegas Altas, Valentina Fuertes.
Allí profundizamos en muchos de los cambios a los que nos tuvimos que enfrentar debido a la pandemia y cómo hemos ido resolviéndolos con el deber de hacer la vida más fácil a una sociedad golpeada por el dolor de la pérdida de seres queridos, por el encierro y, en muchos casos, por el desempleo.
También nos preocupa que, durante tiempos críticos como los actuales, existan algunas tentaciones de poner en segundo plano, cuestiones que son decisivas para nuestra vida.
Un ejemplo de ello es la violencia de género, un aspecto que ha estado más silenciado durante los meses de confinamiento, un confinamiento que para muchas mujeres ha resultado un calvario por tener que convivir, en muchos casos, con su maltratador.
Por tanto, las mujeres de este país debemos seguir alerta para que no exista ninguna omisión temporal que nos haga pensar que la igualdad es un tema que debe obviarse mientras nos flagele la COVID.
Por el contrario, tenemos que estar preparadas para salir de la pandemia con mayor fuerza a la hora de seguir dando pasos en materia de derechos y libertades que nunca han de cercenarse en nombre de ningún interés superior, porque no hay nada más importante que la vida y el derecho a elegir qué hacer con nuestros cuerpos.
Y como acordamos en el encuentro que expuse en el primer párrafo, no se trata de una lucha de mujeres contra hombres, sino de una lucha entre todos y todas para conseguir una sociedad más justa y plural, con menos espacios para los intolerantes y con muchos más caminos abiertos hacia la libertad individual que hacia el odio colectivo. Con o sin pandemia, ni un paso atrás en igualdad.