La petición coincide con una vieja y repetida solicitud del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Mohedas de Granadilla y ahora coincide con la preocupación de madres y padres de la localidad, temerosos de que pueda ocurrir un accidente.

En Mohedas de Granadilla una parte de los vecinos así como el

Grupo Municipal Socialista, se han puesto en pie para exigir al gobierno local que tome medidas para evitar la entrada de vehículos a la plaza y, evitar así, riesgo de atropellamientos, sobre todo, a niñas y niños de corta edad.

La plaza de Mohedas presenta un amplio espacio al que se accede por 7 calles, lo que hace que, de forma constante, los coches atraviesen la plaza por uno de esos puntos. En la plaza se concentran tres bares con sus respectivas terrazas, y esto lo convierte en un punto de encuentro para muchas familias.

Es habitual ver la plaza de Mohedas llena de niños de todas las edades jugando, aunque según los padres consultados, esto sea “estresante porque pasan muchos coches, algunos a velocidad imprudente.“

La Aldaba ha averiguado que el Grupo Municipal Socialista ha pedido la redacción de una ordenanza municipal que regulara esta situación por su alta peligrosidad y ha conseguido el compromiso del Alcalde de que sí se haría.

No obstante, parece ser que el tiempo ha atropellado al Equipo de Gobierno (PP+EXTREMEÑOS) y se les ha echado el verano encima pero la ordenanza no llega, pese al compromiso del mismo.

Viendo que el Equipo de Gobierno no facilita ninguna solución a este tema, un grupo de padres ha tomado la iniciativa de recopilar firmas para exigir que el Alcalde tome medidas de una vez por todas.

Isidro Arrojo, Alcalde de Mohedas de Granadilla, se tendrá que enfrentar a esta iniciativa y a su propio compromiso en pleno y ponerse a trabajar para que sus vecinos respiren tranquilos.