Sánchez: La Coalición Progresista gobernará para todos los españoles

“Nadie va a romper España y nadie va a quebrar la Constitución. Lo que vamos a romper es el bloqueo al Gobierno progresista votado democráticamente por los españoles”.

“Los españoles han votado gobierno, no parálisis ni bloqueo”. El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expuesto ante el Pleno del Congreso de los Diputados su programa de gobierno “de valores progresistas, actitud de diálogo, activo y resuelto”. Sánchez gobernará “para todos los españoles, sean cuales sean sus ideas y fuera cual fuere su voto porque nuestras orientaciones difieren, pero los problemas que padecemos son los mismos”.

Sánchez ha explicado que el gobierno de coalición es sinónimo de gobierno unido basado en valores como la justicia social, la defensa de los servicios públicos, la libertad y la cohesión social a través de la cohesión territorial. Desde la tribuna, ha reiterado la necesidad de “articular mayorías amplias” para resolver problemas “capitales”. Es necesario renunciar a los sectarismos. El enemigo es la injusticia, el odio y el fanatismo

Ha asegurado que, pese a las “zancadillas de las bancadas de la derecha”, la Coalición Progresista apuesta por “una España que construye puentes de colaboración y no una España de vetos y rupturas”, los españoles quieren una España cimentada «en el acuerdo» y no una España abonada «al insulto y la descalificación”.

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno ha asegurado que su programa de gobierno responde “a las demandas que emanan del propio Parlamento y  de la sociedad”: Crecimiento y empleo digno; digitalización de la economía; transición ecológica; igualdad real entre mujeres y hombres; justicia social y diálogo para una España unida. Ha apelado a “todos los representantes de la Cámara para arrimar el hombro, para reconstruir la cohesión dañada y apostar por una España diversa que crece con la pluralidad de sus identidades, lenguas, culturas y personas”.

CRECIMIENTO ECONÓMICO Y EMPLEO

En materia económica, ha hecho hincapié en mejorar “las condiciones de competitividad, productividad y cohesión para hacer las transformaciones económicas que España necesita”. Con un crecimiento que “se tiene que traducir en empleo”. Que al final de la legislatura, el SMI representará el 60% del salario medio y un modelo de Formación adaptado a las necesidades del siglo XXI.

“La fiscalidad justa y progresiva nos tiene que situar en la media del resto de países de la zona euro” con el impulso de la Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal: reforzar medios, actualizar lista paraísos fiscales y una reducción del tipo efectivo de Sociedades para las PYMES. “Evitaremos cualquier aumento de la presión fiscal sobre las clases medias que no se verán afectadas. Solo se incrementarán los tipos sobre la base general para los contribuyentes con rentas superiores a 130.000 euros”, ha remarcado Sánchez.

Economía y transición ecológica irán de la mano en la próxima legislatura con la aprobación de la Ley del Cambio Climático y Transición Energética. “Para 2050 que la generación de electricidad con origen 100% renovable y entre el 85% y el 95% en 2040”, ha destacado Sánchez.

IGUALDAD Y DERECHOS SOCIALES

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno ha reiterado su defensa de la igualdad entre mujeres y hombres a lo largo de su intervención: “La igualdad de género no es una moda pasajera, el feminismo no va a dar marcha atrás”. Su gobierno pondrá en marcha políticas para “garantizar la igualdad entre mujeres y hombres en el empleo con la Ley de Igualdad retributiva” con la creación además “de un Acuerdo Social” para la racionalización de los horarios. Tampoco se ha olvidado de la lucha contra la violencia de género, con el desarrollo de “las medidas pendientes del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

La protección, recuperación y consolidación de los derechos sociales también está en la agenda del candidato “con una óptica progresista, en defensa de lo público de la sanidad, la educación y la dependencia”. La Ley Básica de Educación derogará la LOMCE. Y habrá planes específicos “para actuar ante al abandono temprano de la educación y el fracaso escolar” con la educación pública como “eje vertebrador” porque es la mejor herramienta para la igualdad de oportunidades “con una inversión de un 5% del PIB para 2025”.

En cuanto a la Sanidad, el proyecto de Pedro Sánchez apuesta por la “integración de la salud bucodental en la cartera de los servicios del Sistema Nacional de Salud”, la reducción de las listas de espera del Sistema de Dependencia, una Estrategia frente a la Soledad no Deseada y alcanzar “una inversión sanitaria equiparable a la de la media de los estados de la zona euro durante esta legislatura: un 7% del PIB en 2023”.

CATALUÑA

Cataluña también ha estado presenta en su intervención desde el primer momento: “Nadie va a romper España y nadie va a quebrar la Constitución. Lo que vamos a romper es el bloqueo al Gobierno progresista votado democráticamente por los españoles”, ha lanzado Sánchez.

El Gobierno va a trabajar para «superar» el conflicto político en Cataluña. El diálogo, siempre dentro de la Constitución, será “la prioridad absoluta” para alcanzar “el entendimiento”. “No podemos asumir la herida territorial como una dolencia crónica”, ha incidido Sánchez. «Yo les garantizo que la Coalición Progresistas trabajará con eso: con paciencia y constancia, templanza y responsabilidad, generosidad y empatía» para solucionarlo. «

El diálogo tiene que ser la herramienta para reconciliar a la política con la calle. La sociedad ansía de grandes acuerdos, grandes pactos y grandes consensos. Y ha anunciado que, “como existe un conflicto político que tenemos que resolver”,  “vamos a crear una mesa de diálogo bilateral entre el gobierno de España y el gobierno de la Generalitat de Cataluña. Lo vamos a crear vamos a debatir dentro del marco constitucional y vamos a poner fin a esta confrontación territorial”.

No traslademos desde esta tribuna más división a la calle, más discordia a las empresas y más desencuentro a las familias. Eso también es patriotismo”, ha concluido.

La primera votación de investidura

El candidato a presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no obtiene la mayoría absoluta necesaria para ser investido en primera votación


– El Pleno se reunirá el martes para votar por segunda vez la investidura de Pedro Sánchez, que en este caso necesita el apoyo de la mayoría simple de la Cámara, más votos a favor que en contra, para ser presidente
El candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha obtenido en primera vuelta la mayoría absoluta necesaria para ser investido presidente del Gobierno, con lo que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha convocado el Pleno de nuevo para el martes, 7 de enero, para celebrar una nueva votación en la que se entenderá otorgada la confianza de la Cámara si el candidato obtiene el respaldo de la mayoría simple, más votos a favor que en contra. 
Con 166 votos a favor, los del Grupo Socialista; Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común; Más País, Compromís BNG, Teruel Existe y Nueva Canarias (Grupo Plural), y PNV; 165 en contra, de los grupos Popular, Vox, Ciudadanos; Junts per Catalunya, Coalición Canaria y PRC (Grupo Plural), y los cinco diputados del Grupo Mixto; y 18 abstenciones, de los grupos Republicano y de EH Bildu. Con este resultado, Sánchez no ha llegado a los 176 votos favorables a su investidura que establece el artículo 99.3 de la Constitución
El Pleno ha sido así convocado para el martes, para que el candidato a la Presidencia pueda pedir la confianza de la Cámara con una intervención para la que, en este caso, si tiene tiempo tasado, concretamente diez minutos. Los representantes de los grupos parlamentarios podrán también tomar la palabra para explicar el sentido de su voto durante un máximo de cinco minutos. Lo harán en orden de mayor a menor salvo el Grupo Socialista, que lo hace en último lugar. 
Concluidas las intervenciones, se iniciará la votación, que también es pública por llamamiento. Los diputados serán llamados uno a uno por orden alfabético, a partir del apellido de un diputado elegido al azar. Cerrarán la votación el Gobierno en funciones y los miembros de la Mesa, con la presidenta en último lugar.

 
El debate de investidura
El debate de investidura de Sánchez comenzó este sábado, 4 de enero, con la intervención del candidato a la Presidencia del Gobierno para exponer el programa de Gobierno con el que pide el apoyo de la Cámara. Concluida su exposición, que se prolongó durante casi dos horas, la presidenta del Congreso suspendió la sesión para reanudarla a las 12:30 horas con los representantes de los grupos parlamentarios. Esta mañana se ha reanudado con la intervención de los grupos que no hablaron en la primera jornada, y el candidato ha cerrado el debate.
Una vez concluido el debate de investidura, la presidenta del Congreso ha dado dos minutos para iniciar la votación, que ha empezado, de acuerdo con el sorteo realizado previamente, por  la diputada María del Mar García Puig. Para terminar han votado los diputados que forman parte del Gobierno en funciones y los miembros de la Mesa, acabando con su presidenta. 
Al no alcanzarse la mayoría absoluta se someterá la misma propuesta a nueva votación 48 horas después, y la confianza se entenderá otorgada si obtuviere la mayoría simple (art. 99.3 CE). En este caso, la presidenta del Congreso lo comunicará al Rey, a los efectos de su nombramiento como presidente del Gobierno (art. 171.6 RC).
En caso de que Pedro Sánchez no obtuviese el respaldo de la Cámara a su investidura, siguiendo lo establecido en el artículo 99.4 de la Constitución,  se podrán tramitar nuevas propuestas por el mismo procedimiento. 
Si transcurridos 2 meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza, la presidenta del Congreso someterá a la firma del Rey el Decreto de disolución de ambas Cámaras, convocará nuevas elecciones y lo comunicará al presidente del Senado (art. 99.5 CE y 172.2 RC).