El secretario general, Pedro Sánchez, aseguró hoy que “Torra es el Le Pen de la política española” y subrayó que su partido, que representa a la socialdemocracia española y es la izquierda de gobierno en nuestro país, “va a estar enfrente de sus postulados y de su política” y defendiendo “la igualdad de derechos y de libertades”.

Sánchez ha querido trasladar este mismo mensaje “al conjunto de la sociedad catalana”, al afirmar que el PSOE “va a garantizar esos derechos y libertades, en el momento en que sean mínimamente cuestionados por parte de un presidente de la Generalitat que representa todo lo contrario a los valores constitucionales y europeos”.

 

En una rueda de prensa en Mérida, junto al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el líder socialista denunció que “el secesionismo cuestione e impugne” la “solidaridad entre territorios” y entre ciudadanos, que es la “argamasa” de la España constitucional. Y ha recordado que “el PSOE viene liderando desde hace muchos años la respuesta política al desafío secesionista” catalán, con sus propuestas políticas recogidas en las declaraciones de Granada y Barcelona, y en su programa electoral, a favor de “abrir el debate sobre una necesaria actualización de nuestro marco electoral, garantizando la igualdad entre españoles”.

A ello, se suma la propuesta de creación en el Congreso de una Comisión para evaluar el modelo territorial, “a la que han sido invitados todos los presidentes autonómicos” y “a la que llamaremos a comparecer al nuevo president de la Generalitat”, por lo que “los líderes políticos que dicen que quieren dialogar, deben saber que ya hay un espacio creado” y “utilizarlo para exponer sus ideas”, donde certificar “si de verdad, o no, quieren dialogar con el resto de fuerzas parlamentarias”.

Incidió también en la necesidad de que las fuerzas nacionalistas e independentistas participen en el debate dentro de esta comisión, al igual que Unidos Podemos y Ciudadanos; “dos formaciones que paradójicamente dijeron nacer para reformar España, pero que se niegan a participar en el debate de uno de los principales problemas que tiene nuestro país como es el modelo territorial”.

Pedro Sánchez ha repasado las iniciativas para hacer frente al desafío secesionista que ha ido desgranando a lo largo de la semana, como es la “actualización del delito de rebelión en el Código Penal” y su “europeización” para hacerlo homologable a otros países europeos. O la propuesta de reglar la fórmula por la que los cargos públicos acatan la Constitución en las tomas de posesión, a raíz de la protagonizada por Torra. “Lo que tenemos que hacer es poner orden” en este asunto, porque “en democracia la forma es vital”, dijo.

El líder de la oposición recordó que estas dos propuestas nacen de los cinco acuerdos que alcanzó en su reunión de esta semana con el presidente del Gobierno: “el primero, que con independencia de lo que vaya a hacer el nuevo president de la Generalitat, nosotros responderemos de manera firme, serena, proporcional y pactada”; el segundo, “que si el bloque independentistas vuelve a tratar de crear legitimidades paralelas, el estado social y democrático de derecho actuará”; el tercero, que ,mientras tanto, “continuará la intervención de las cuentas públicas de Cataluña”; el cuarto, que debemos explicar fuera de España cuál es el alcance de muchas de las declaraciones racistas, xenófobas y antieuropeas de Torras en estos años, y el quinto, “la unidad en la respuesta”.

En este sentido, subrayó que la solución ante la crisis territorial en Cataluña “necesita del pacto y del acuerdo de las distintas fuerzas políticas”. “No hay que tener ninguna posición ventajista, no se puede debilitar ni cuestionar la unidad de acción, al contrario, hay que abrirla”, dijo. Por ello, Sánchez aseguró que le gustaría “que Podemos se sumara a esa unidad de acción y reflexionara sobre su posición sobre el derecho de autodeterminación” y “que el partido de Rivera pasara de una actitud mucho más atolondrada a una actitud mucho más sosegada y responsable, como la que vimos ayer después de su reunión con el presidente del Gobierno”.

Sánchez señaló que, tal y como ha comprobado en sus reuniones y conversaciones con líderes europeos y con líderes de la familia socialdemócrata europea, “los tuits, las declaraciones, las reflexiones y los artículos del señor Torra han escandalizado a la opinión pública europea”. “La opinión pública europea está convulsionada tras conocer que la xenofobia ha tomado las riendas del movimiento independentista en Cataluña”, añadió.

CPFF

Sánchez, que abordó con Fernández Vara el asunto de la financiación autonómica durante su encuentro, volvió a exigir al Gobierno que “no solo convoque cuanto antes el Consejo de Política Fiscal y Financiera, sino que de una vez por todas cumpla con el compromiso que hizo en la Conferencia de Presidentes y ponga encima de la mesa su propuesta para financiar los servicios públicos que ahora están en manos de las CCAA”.

AVE a Extremadura

En materia de infraestructuras, Sánchez empeñó su palabra a que si es el próximo presidente del Gobierno “el AVE será una realidad y llegará a Extremadura”, después de muchos años de promesas incumplidas por parte de los gobiernos. “Cuando eso ocurra la medalla no se la va a poner ningún político sino la sociedad extremeña, que es la que se ha movilizado en torno a una causa justa, que representa lo mejor de la España autonómica que defendemos los socialistas: la igualdad de oportunidades y la cohesión territorial”.