Dos meses después de su abandono en el Giro d’Italia, Thibaut Pinot (Groupama-FDJ) se ha reencontrado con la competición en el Tour de Polonia, en el que ha terminado 3º. “Ahora toca preparar tranquila y serenamente La Vuelta”, señala el escalador francés.

 

El Tour de Polonia suele atraer a corredores que buscan brillar en La Vuelta. En 2017, Wouter Poels (Team Sky) se impuso en la etapa reina antes de convertirse en el mayor punto de apoyo para Chris Froome en las carreteras españolas (terminó 6º en la general).  Vincenzo Nibali (2º), Ilnur Zakarin (3º) y Wilco Kelderman (4º) también remataron los preparativos para La Vuelta 17 en Cracovia. Este año, Thibaut Pinot (Groupama-FDJ) ha vuelto a la competición en esta prueba World Tour de una semana antes de afrontar La Vuelta con ambición.

Llegué sin tener muy claro en qué punto estaba y salgo satisfecho“, explica el escalador francés que no había vuelto a colocarse un dorsal desde su abandono en el tramo final del Giro, y que ha terminado en el pódium de la general solo por detrás de Michal Kwiatkowski (Team Sky) y Simon Yates (Mitchelton-Scott), que también estarán en la salida de Málaga el próximo sábado 25.

“EL NIVEL DE LA VUELTA SERÁ ALTO”

Quitando a Kwiatkowski, muchos corredores no han estado ni en el Tour”, señala Thibaut Pinot. “Nos vamos a encontrar con una Vuelta con muchos gallos. Se juntan los que no han hecho Tour y los que doblan Tour y Vuelta para preparar el mundial. El nivel promete ser alto y será interesante seguir el desarrollo de los acontecimientos”.

Thibaut Pinot confía en su condición física, pero también ha visto a su compañero Georg Preidler levantar los brazos en una difícil 6ª etapa del Tour de Polonia, que él mismo terminó en el primer grupo de perseguidores. “Georg es una persona que hace un trabajo excepcional a la sombra de los líderes, así que una victoria para él es buena a nivel individual pero también para todo el grupo”, se alegra Thibaut Pinot. “Ahora vamos a poder prepararnos tranquila y serenamente para hacer una buena Vuelta”.

 

“HAREMOS BALANCE A MITAD DE VUELTA”

Para Thibaut Pinot, el camino hacia Málaga pasa por Tignes, su cuartel general hasta que emprenda la ruta hacia Andalucía. “Quiero hacer entrenamiento en la montaña  y recuperar, porque la salida de La Vuelta está cada vez más cerca”, explica el francés que participará por 3ª vez en La Vuelta (7º en 2013, abandono en 2014).

Voy a intentar meterme en la carrera poquito a poco”, se proyecta. “Iré viendo cómo evoluciono en el día a día y haremos balance a mitad de Vuelta para ver si nos orientamos hacia la clasificación general (si estoy cerca del top 5) o si nos enfocamos más bien hacia una victoria de etapa en la tercera semana. Lo iremos viendo sobre la marcha”.

Con la perspectiva de un recorrido apto para escaladores, Thibaut Pinot busca poder entrar en el restringido círculo de los ganadores de etapa en las tres Grandes. En su palmarés cuenta ya con una victoria en el Tour de Francia y otra en el Giro d’Italia.

Pincha y conoce más…