Podemos Extremadura considera que el Palacio de Congresos de Plasencia supone la viva imagen del despilfarro y del mal gusto, cuya construcción ha supuesto 25 millones de euros “que se van para gloria de unas constructoras amigas, de quienes siguen gestionando lo público como si fuera su finca particular “.

Así lo ha valorado esta mañana en la capital del Jerte su secretario general, Álvaro Jaén, en un breve encuentro con los medios con motivo de la visita que ha realizado a la localidad, donde ha censurado que se hayan gastado en este palacio prácticamente los mismos millones que se han recortado en el Presupuesto General de Extremadura para este año, en un lugar “tan inútil y absurdo” que “no” entiende la población extremeña, ha agregado.

Al respecto, Álvaro Jaén ha insistido en que se ha construido mencionado edificio “en contra de Plasencia y en contra” de las decisión de “los ciudadanos de Extremadura que no entienden como en un contexto de paro, de desigualdad y de exclusión social se siguen despilfarrando decenas de millones de euros en proyectos” de este tipo, que suponen además un coste alto para su mantenimiento.

¿Cuántos Palacios de Congreso tenemos sin congresos?” se ha preguntado el secretario general de Podemos en la comunidad a preguntas de los periodistas, ante lo que ha reiterado que este tipo de “proyectos megalómanos no corresponden en absoluto a la necesidad de la gente de una región que sigue sin poder transformar sus materias primas, que se van sin generar valor añadido” y donde “no se investiga” y “no se apuesta por el desarrollo “.

En la mima línea, ha apuntado que el Palacio de Congresos de Plasencia ha pasado por “cinco licitaciones diferentes” y “cinco empresas diferentes”. “Un proyecto de 25 millones de euros de dinero público, que no corresponde en absoluto a las necesidades de los extremeños y extremeñas”, según ha completado.

Tras atender a los medios el secretario general de Podemos Extremadura, Álvaro Jaén; y la secretaria general de Podemos Plasencia, María Victoria Matas, e integrantes del Consejo Ciudadano Autonómico se han trasladado al Barrio Gabriel y Galán, una de las zonas de la localidad más afectadas por los desahucios, junto a la portavoz de la Plataforma por la Vivienda Digna de Plasencia.