Rosario Cordero aboga por la prudencia y el consenso en la decisión del uso de Virgen de la Montaña y recuerda que lo importante ahora es la apertura del nuevo hospital

La Presidenta de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero, ha mostrado su gran satisfacción por la apertura, al fin, del nuevo hospital del Cáceres, “una apertura–ha señalado- que llega con el gobierno socialista de Guillermo Fernández Vara” y ha recordado los cuatro años de gobierno del PP, con Monago en la Presidencia, en los que las obras estuvieron completamente paradas.

Cordero ha señalado que la verdadera noticia de interés para los ciudadanos y ciudadanas es la apertura del nuevo Hospital y ha sido contundente en pedir prudencia y no generar incertidumbres sobre el uso del Hospital Virgen de la Montaña cuando sea desalojado.

“Este Equipo de Gobierno está trabajando con prudencia, sin crear incertidumbres sobre decisiones que se tienen que tomar buscando el consenso y, sobre todo, sin olvidar que es un edificio provincial”. En este sentido la Presidenta ha señalado que hay que hablar con muchos sectores entre los que se incluyen los municipios y también el ayuntamiento de Cáceres.

También ha recordado que en la anterior legislatura, cuando gobernaba el PP en la provincia, se decidió el traslado de un gran número de servicios provinciales al edificio Julián Murillo para lo que fue necesaria una inversión económica importante. Por este motivo ha señalado que no tiene sentido buscar ahora un nuevo edificio “sobre todo teniendo en cuenta que los servicios de la diputación están atendidos cada uno donde está y hay que ser un poco más innovadores e imaginativos para buscar un uso al hospital provincial” ha concluido