Rosario CORDERO MARTÍN

█ Presidenta de la Diputación de Cáceres y alcaldesa de Romangordo

Por Marciano Martín Castellano
Palacio de la Diputación
■ CÁCERES

En esta ocasión entrevistamos a María del Rosario Cordero Martín (Cáceres, 13 de agosto de 1966), actualmente presidenta de la Diputación de Cáceres desde mediados de 2015. La protagonista es licenciada en Derecho por la Universidad de Extremadura y alcaldesa de la población de Romangordo desde 2003, aunque lleva ligada a su ayuntamiento como concejala desde 1991. Lleva militando en el PSOE de 1992 y como diputada provincial desde 2007.

La presidenta de la Diputación, Rosario Cordero.

— Antes de entrar en materia, hagame un pequeño balance de lo que ha sido esta legislatura…
— Bueno, pues ya al final casi de esta legislatura toca también hacer balance. Yo creo que han sido muchos los cambios que se han producido con este Equipo de Gobierno Socialista en la Diputación de Cáceres, y muchas veces esos cambios sería mejor preguntárselo a los alcaldes y alcaldesas, y en este sentido, yo creo que una de las cosas más importantes ha sido la autonomía local, para que los ayuntamientos decidan con distintas convocatorias, y con muchas ayudas, lo que los ayuntamientos querían hacer y sus necesidades. Estas inversiones las hemos llamado Planes Activa. El Activa Cultura y Deporte han diseñado sus programas. También ha habido dinero para planes de empleo directamente de la Diputación de Cáceres y conjuntos con la Junta de Extremadura, hemos tratado la igualdad de oportunidad, los proyectos como puede ser la fibra óptica, que se está llevando a todos los ayuntamientos, y que ya se estará conectando y tengamos todos los mismos derechos independientemente de donde se viva, y también algo importante y es la frialdad de los números, es la ejecución de presupuestos, y ahí están los datos, donde desafortunadamente no se puede llegar a esa ejecución de presupuestos que estábamos acostumbrados en otros tiempos porque la Ley de Estabilidad Presupuestaria y no romper regla de gastos, todos andamos con ese cuidado, pero hemos pasado de ejecuciones de Presupuesto de tener un 54 al 60 %, a superar el 70% durante esta legislatura, lo que quiere decir que hay menos dinero en los bancos y más dinero en los pueblos.

— Una de sus principales actuaciones ha sido luchar contra el despoblamiento de los pueblos. ¿Qué políticas han desarrollado en estos últimos años?
— Siempre hay que decir que las diputaciones tienen cercanía con los ayuntamientos, facilitando esas obras de infraestructuras y de servicios, de llevar cultura a los pueblos, de llevar planes de desarrollo, formación para los empleados municipales, asesoramiento a los municipios. Todo eso que hemos venido haciendo es para evitar el despoblamiento. Si Extremadura no se hubiera ruralizado pues viviríamos otro momento como están viviendo otras comunidades autónomas. Pero el tema de despoblamiento en esta legislatura es un tema crucial y tenemos que impulsarlos, impulsar una actividad, e impulsar y hacer que sean lugares atractivos y con recursos, y esta provincia lo atractivo que tiene es que tiene recursos en sus 14 comarcas suficientes para generar esa ilusión para que la gente se quede a vivir en nuestros municipios con infraestructuras y servicios nuevos, con empleo, porque eso es lo bueno de todo esto, y en ese sentido la Diputación de Cáceres hemos hecho programas que nunca pensamos que íbamos a hacer, y que hemos participado a nivel nacional en montones de fórums. Aquí se comenzó en Montánchez un 16 de octubre de 2016, se ha ido repitiendo en otros lugares de España. He participado también en reuniones en Europa buscando el diseño de esos fondos europeos para que venga más para el mundo rural y se ejecute desde los territorios.

– La Diputación de Cáceres en esta legislatura ha terminado con saldar toda la deuda que tenía acumulada de los últimos años. ¿Qué está haciendo ahora con los superávit de los últimos presuestos?
— Está claro que para la lucha contra el despoblamiento las diputaciones y los ayuntamientos con superávit deberían poder gastarlo en iniciativas, que servirían para luchar contra el despoblamiento, no tiene sentido que lo tengan en el banco cuando podían generar actividad económica, nuevas infraestructuras para sus vecinos, generarían empleo que es lo que necesitamos… La Diputación de Cáceres tiene también un remanente, y ese remanente en los dos primeros años tuvimos muchísimas dificultades para gastarlo, porque el Gobierno anterior había ejecutado muy poco. Nosotros en el 2015 al entrar hicimos una ejecución muy grande y rompimos la regla de gasto, por lo que tuvimos dos años 2016 y 2017 un plan de ajuste financiero, y esos remanentes solo los podíamos gastar con la autorización del ministerio. El 2018 pudimos gastar más, y este 2019 tendremos un pleno extraordinario para gastar remanentes de la Diputación, pero no está totalmente abierto lo que es la legislación para gastar lo que queramos y en lo que queramos.

Los más importante ha sido dotar a los ayuntamientos de autonomía local”

— Antes hablabamos de la cultura en los pueblos. ¿Pero lo más importente que ha realizado ustede es que esa cultura se haga con empresas creadas en los própios pueblos?
–Sí, porque está claro que aquí todo lo que sea empleo, en la provincia viene bien, y afortunadamente esta provincia tiene empresas que trabajan la cultura y muchos hombres y mujeres que se dedican a ello. Hemos pasado a que en cada ayuntamiento pudiéramos tener una actuación cultural o dos, que lo normal es que lo hicieran empresas culturales de otros sitios, y ahora en muchos casos tienen tres o cuatro, entonces está claro que, si los ayuntamientos dan más actividades culturales, pues las empresas de la cultura tienen más trabajo, y ahí hemos incidido absolutamente. No solo hemos incidido ahí, sino en otros temas como por poner en ejemplo lo que es Muro Crítico, en temas de teatro, que hemos impulsado también. Damos también mucho juego lo que son a las asociaciones de los municipios y a los ayuntamientos. También ha entrado turismo, esa asociación de tamborileros y tamborileras, porque hay hombres y mujeres del norte de la provincia, de las Hurdes sobre todo con el Ayuntamiento de Pinofranqueado, que hemos comenzado y ahí están, y es un orgullo cuando los ves tocar por distintos sitios de la provincia con los tamboriles que le ha dado la Diputación de Cáceres, cuando ves mujeres que se han ido sumando y cuando ves a gente joven, y ves a los chiquillos con están con esta identidad cultural tan nuestra, y en cultura también no quiero dejar esa cultura de pedanías que hemos llegado.

— Esta legislaruta a tenido muy en cuanta la autonomía de los ayuntamientos, nos referimos a que cada institución ha sido libre de solicitar las obras o las infraestructuras que necesita…
Aquí hay siempre un reparto por habitantes, pero es verdad que también marcamos un tope por abajo y por arriba. Nosotros tenemos que marcar esa solidaridad territorial y equilibrio territorial, por ejemplo, en el Plan Activa 2, que se ha repartido ahora, no hay ningún ayuntamiento con una cantidad menor a 50.000 euros, porque creemos que por debajo poquitas cosas se pueden hacer, y también marcamos una cantidad por arriba con Navalmoral, Coria o Trujillo, que son municipios más grandes, pero que tampoco la sobrepasen, y entre todos, lo grande y lo pequeño haya esa solidaridad. Nos ponemos en contacto con los ayuntamientos enviando cartas, teniendo reuniones con ellos o con los diputados, pero siempre con esa cercanía a los ayuntamientos.

Rosario Cordero en si despacho del Palacio de Santa María, en Cáceres.

— ¿Que otra cosa me quería comentar?
— Aunque no sea el lugar, quiero destacar algo que hemos comenzado en esta legislatura, que ha sido la Oficina a la Ciudadanía, que comenzó en enero de 2018, espero que haya venido para quedarse, porque no podía ser que la información que pedía la ciudadanía de la provincia, que no arreglábamos nada, como los contestaba un frio contestador que luego no le daba solución a sus problemas, y esta oficina ha conseguido que esa información llegue a todos los ciudadanos que tengan algo que preguntar por transparencia a la Diputación de Cáceres.


–¿Qué proyectos importantes ha tenido en mente hacer y no ha podido?
— Un proyecto que hemos hecho y del que me siento muy orgullosa, antes de entrar en lo que no he podido hacer, es Diputación Integra. Yo creo que es el proyecto más igualitario y solidario de la Diputación de Cáceres, porque hemos conseguido 227 el año pasado, y otros 227 este año 2019, que puedan trabajar personas con discapacidad y con capacidades diferentes. La diputación de Cáceres por primera vez con convenios con Aspace, Síndrome de Down, con Plazas de Plasencia, tenemos personas que están trabajando, aquí tenemos una en presidencia, en Hacienda hay otra, y en Santa María de Plasencia hay otra. A mí se me ha quedado un proyecto en cartera un proyecto muy importante, que por no tener las herramientas suficientes no hemos podido llevar a cabo, y es la depuración de aguas residuales de la provincia. La provincia necesita más de 90 depuradoras de aguas residuales, yo me fui con Juan Andrés y el equipo de gobierno hacia 2011 con un consorcio medioambiental, era la herramienta prefecta para hacer esto y la gestión de todas las depuradoras de la provincia, y a nosotros nos ha sido imposible por el plan de ajuste que tuvimos los dos primeros años y es una demanda de los municipios de la provincia de Cáceres. Estamos hablando para hacer un convenio las dos diputaciones, aunque la situación de Badajoz es un poco distinta porque tiene su consorcio medioambiental, y la Junta de Extremadura, y de tal manera que a un plazo de 5 a 10 años podamos ir ayudando a los ayuntamientos, y donde también deberían de estar las confederaciones para construir estas depuradoras que se necesitan. Pero la Diputación de Cáceres tendrá que crear, y no lo podrá hacer de otra manera, recuperar ese consorcio medioambiental, porque es necesario para ayudar a los municipios con la depuración de aguas residuales en una provincia tan eminentemente turística, sostenible, y tengo que decir que es una de las demandas más importantes que hacen los ayuntamientos.

— Es la presidenta de la Diputación, pero también es alcaldesa de un pueblo pequeño. ¿Qué opinión tiene de las Diputacines?
— — Yo siempre digo que defiendo las diputaciones provinciales, no por ser presidenta, lo hago como alcaldesa, llevo 16 años como alcaldesa, se cuál es el trabajo de los ayuntamientos, lo que es la Diputación de Cáceres, y como nos ayuda en una provincia en la que el 70% de sus municipios tiene menos de 1000 habitantes.

Hemos potenciando mucho la ley de memoria histórica”

— ¿La igualdad también ha sido una pieza clave?
— Yo creo que en tema de igualdad este Equipo de Gobierno ha sido uno de sus valores, y en lo que más hemos trabajado, porque la anterior legislatura, en temas tan importantes como una Comisión Transversal de Igualdad que hay en esta diputación, no se convocó ni una sola vez, yo lo convoque la primera vez al principio de la legislatura. Tuvimos convocatorias dirigidas a asociaciones de mujeres y todo lo que tenía que ver con la igualdad, y a AMPAS de colegios y de institutos, que es importante que en la educación todo se vea con igualdad, y también conseguimos esa presencia en los planes de igualdad ayudando a los ayuntamientos con un proyecto que se llama DANA, para que los ayuntamientos pudieran hacer sus planes de igualdad, hemos hecho unos 40 planes de igualdad para los ayuntamientos, y hemos vuelto a hablar de igualdad entre hombres y mujeres a todos los niveles, hemos hecho un presupuesto de 2019 con enfoque de género, pero esta vez sabemos cuál es el impacto, que llega casi aun 40% de nuestro presupuesto, con la idea de que en los siguientes presupuestos de la Diputación vayamos avanzando para que todas sus partidas tengan ese enfoque de género al 100%.

–¿Y sobre la Memoria Histórica?
— Esta legislatura volvimos otra vez a recuperar ese convenio que el anterior gobierno había perdido de memoria histórica que tenemos con la Diputación de Badajoz, la Universidad de Extremadura y la Junta de Extremadura, pero después hemos participado en algo muy importante, que es la exhumación de esos restos de la mina Terria, de esos 49 compañeros asesinados vilmente durante esos años que se acababa con la gente por tener una idea, en este caso una ideología de izquierda, y junto a ese alcalde de Valencia de Alcántara y Conchita Vieras, que es su hija, pues ha sido el motor de esa recuperación de esos restos de esa mina y con la valentía del alcalde Alberto Piri, del ayuntamiento de Valencia de Alcántara con un convenio con la diputación y la Universidad de Extremadura, pues hemos conseguido la recuperación de esos restos para que sus familias se queden tranquilas.