Comprometido con Las Hurdes y con el sector apicultor. Así se mostró el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, durante la apertura de la V Feria Internacional de Apicultura y Turismo, que concentró del 10 al 12 de noviembre a 82 expositores de 12 países.

El presidente del Ejecutivo regional puso la feria y el sector apícola en general como ejemplo de esa economía verde tan necesaria, en cuyo plan estratégico está inmersa la Junta de Extremadura.
Asimismo avanzó nuevas vías de apoyo al sector para estimular los procesos de transformación digital de las empresas, “las empresas necesitan salir al exterior desde aquí y la digitalización de la economía, así como las redes sociales son una vía que también vamos a apoyar”.

Consciente de la relevancia nacional e internacional de la feria, las autoridades se han comprometido a incluir en los presupuestos de 2018 la ampliación de este certamen, en el que han tenido que quedarse fuera por falta de espacio un gran número de expositores, a pesar de sus más de 3.250 metros cuadrados de zona expositiva, explicó el organizador y presidente de Adic-Hurdes, Gervasio Martín Gómez.
A través del programa ‘Diputación Desarrolla 2018’ la Institución provincial financiará la construcción de un recinto ferial a la altura del certamen, para que la feria pueda consolidar su espectacular crecimiento, indicó, la presidenta de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero, en el transcurso de su alocución.

Junto a la ampliación de las instalaciones, también se buscarán soluciones para favorecer el aparcamiento en la zona, compromisos que adquirieron el presidente de la Junta y la presidenta de Diputación.

Por su parte, Gervasio Martín, alcalde de Caminomorisco y presidente de Adic-Hurdes, se mostró nuevamente reivindicativo y convencido del futuro de la economía de comarca hurdana, “ya acabó el tiempo de las Hurdes en blanco y negro. Ferias como ésta abren nuestro territorio al mundo y lo muestran en color. Pero hemos de seguir trabajando en proyectos que asienten a la población, así como en la mejora de las infraestructuras”, matizó. Y terminó reivindicando “un tren digno para Extremadura”.

LAS DIMENSIONES. La quinta edición del certamen atrajo a productores de Chile, Italia, Finlandia, Alemania, Dinamarca, Argentina, Polonia, Hungría, Pakistán, Grecia y la vecina Portugal, que mostraron las principales novedades del sector apícola, junto a una gran representación de todas las comunidades autónomas españolas. El certamen recibe también la vista de una expedición de la República Dominicana interesada en explorar el desarrollo económico y turístico de la comarca.
Tras las alocuciones de inauguración y el tradicional corte de cinta, representantes públicos y apicultores recorrieron los stands de la feria, que superaron su récord de visitantes del pasado año, con más de 40.000 personas.
El sector que sirve de revulsivo económico para la comarca y que genera entre dos y tres millones de euros según Adic-Hurdes. La Feria Internacional contó con el apoyo de la Junta de Extremadura y la Diputación de Cáceres, y la colaboración de Apihurdes, Sierra Miel, la Asociación de Turismos de las Hurdes (Athor), los sindicatos COAG y UPA-UCE, Liberbank y la mancomunidad de municipios.