Sección cartas al director

Parece una idea estupenda dotar a los centros educativos de un Desfibrilador, toda medida preventiva es bien acogida.

Para los que somos profanos, investigando un poco, nos enteramos de que es un  dispositivo electrónico que puede examinar el ritmo cardíaco para determinar si es necesario proporcionar una descarga a una persona en paro cardíaco. Aunque la mayoría de los paros cardíacos ocurren en adultos, pueden presentarse en un niño o adolescentes, si bien, se necesitan ciertos conocimientos para su aplicación.

Nos indican desde la Junta, que dos maestros con destino definitivo en el centro, deben ser formados para que se puedan utilizar en caso necesario.

Y es aquí donde surgen mis dudas, inquietudes y preguntas:

  1. ¿Soy maestra o enfermera y/o médico?
  2. ¿Tengo que formarme para actuar en una situación tan delicada como un corazón que se para dentro de mi jornada laboral?
  3. ¿Tengo que asumir el riesgo que este tipo de situaciones implica, actuar rápidamente y sabemos  lo que está verdaderamente en juego? ,
  4. Como tutora, ¿pongo en manos de un compañero que es maestro como yo y que ha recibido unas nociones básicas, la vida de mis alumnos, cuando sé perfectamente que no es personal sanitario y que no tiene por qué saber actuar como se necesitaría? 
  5. Como madre, ¿asumo el riesgo de que a un hijo mío se le aplique este dispositivo por personal ajeno al sanitario?
  6. Y si el día que sucede, no están los que saben algo ¿qué hacemos? ¿dejarlo morir?
  7. ¿Pueden obligarnos?

Por mucho que lo pinten bonito, que es muy fácil, todo el mundo puede hacerlo,  YO NO. Lo siento pero no puedo asumir tanta responsabilidad, máxime cuando este curso ya estamos sufriendo diariamente para evitar que la pandemia se cebe con nuestro centro y tengamos que volver a nuestras casas con todo lo que esto supone.

No se puede confundir el ámbito docente con el sanitario, ni es razonable. Cada uno sabe de lo que sabe, por estudios, años de trabajo, experiencia y mucha formación, pero nunca en otro ámbito que no sea el educativo.

Cuando la Junta se de cuenta de que necesitamos todos los centros educativos  dentro de nuestras plantillas un personal sanitario a tiempo completo, por los casos de medicaciones, diabetes, epilepsia, alergias muy graves…tal vez tenga que suceder una desgracia para que nos hagan caso..no sé..pero es muy triste y desalentador.

Por si queremos informarnos, adjunto un enlace que me ha resultado muy revelador.

https://www.salvavidas.eu/noticias/como-utilizar-un-desfibrilador

M.ª Cruz Corrales Fdez.

Tutora 6º B.