El subdelegado del Gobierno se reúne con los productores de cerezas afectados por el pedrisco

  • José Carlos Bote trasladará sus reivindicaciones a la Delegación del Gobierno en Extremadura para su trámite posterior.

 

El subdelegado del Gobierno en Cáceres, José Carlos Bote, se ha  reunido hoy  con los alcaldes y los productores de cerezas de los municipios afectados por las últimas tormentas de pedrisco.

El subdelegado del Gobierno y la alcaldesa de Gargantilla, Dolores Peña,  han presidido hoy una reunión en el ayuntamiento de esta localidad, con la asistencia también de los alcaldes de Segura de Toro, Hervás, y Baños de Montemayor, en la que se han analizado las posibles ayudas a las que podrían acceder por los daños sufridos, no sólo en la cosecha de este año, sino también en los mismos árboles.

Según indicaron, en el caso de Gargantilla, el 60 por ciento de los productores de cereza han perdido toda la cosecha y han sufrido daños en los árboles, con el consiguiente riesgo de que puedan contraer enfermedades o producir una mala cosecha el próximo año.

Denuncian que el pedrisco ha perjudicado más de  200 hectáreas, no sólo de cerezas, sino también de ciruelos y castaños.

El subdelegado del Gobierno en Cáceres recogió todas las reivindicaciones planteadas hoy para trasladárselas a la Delegación del Gobierno en Extremadura, quien dará finalmente trámite a todas las peticiones ante la Administración General del Estado.