Marciano Martín Castellano. Director

El Turismo es un factor fundamental de la cultura y de la economía, y una de las actividades económicas más relevantes como generadora de empleo y de riqueza, en particular en las zonas rurales o más desfavorecidas de la España actual. Los promotores y gestores turísticos, siempre han buscado evolucionar mediante la especialización o diversificación y personalización de servicios y productos, con la finalidad de dar respuesta a las más dispares demandas que plantea el cliente.
El tradicional mercado de sol y playa, aunque sigue constituyendo un básico vacacional, está cambiando, fruto de los cambios producidos en los hábitos de los clientes y la diversificación de las ofertas. Estas empiezan a dar sus frutos en las comarcas vecinas de Tierras de Granadilla y Hurdes, donde una utilizan la marca del Festival de Teatro Romano de Mérida en Cáparra para su promoción de forma más que exitosa, la otra comarca, Las Hurdes volverá a invitar a Su Majestad los Reyes de España, el próximo año a visitar su zona y utilizar su imagen para lanzar la comarca publicitariamente al extrerior, una fórmula que ya fue probada con éxito a finales de los años 90 con Juan Carlos y Sofía.
En la actualidad la formula que combina turismo y deporte, se está constituyendo como uno de los atractivos más importantes en la nueva oferta turística, ya que es un mercado en expansión y ofrece grandes beneficios económicos a nivel local, autonómico y nacional. En este tipo de turismo, la actividad deportiva y recreativa constituye una parte fundamental, así como el escenario natural donde se proyecta, ya que cada vez más, el turista desea realizar unas vacaciones activamente. Piornal y El Jerte utilizarán posiblemente La Vuelta ciclista a España, en breve. Estas ideas vuelven a Tierras de Granadilla de la mano de grandes eventos deportivos náuticos y de competición nacional e internacional, que dan prestigio a la zona y dejan un gran valor añadido al sector. Y como proyección náutica la Mancomunidad de Municipios construirá, con medio millón de euros, en breve y con apoyo de la Diputación de Cáceres un gran embarcadero para barcos de recreo en Gabriel y Galán.
Además de los beneficios sociales, culturales, las actividades de turismo activo, generan grandes impactos económicos, ya que el gasto realizado por un turista activo, repercute mucho más en la renta y el empleo locales, que ese mismo gasto realizado por un turista tradicional.

Tierras de Granadilla llegó tarde a entender el desarrolló del turismo cultural y de aventura, pero ahora está en la cumbre


Muchos alojamientos turísticos están situados junto a campos de golf o se equipan para facilitar el disfrute de diversos deportes como el esquí, el submarinismo o los deportes náuticos, las actividades de deporte de aventura o simplemente para ofrecer la práctica de actividades físicas y deportivas en la naturaleza, caso de la población vecina de La Garganta, con su futuras Vía Ferrata o Tirolína, de más de dos kilómetros, que una vez hechas serán una referencia a nivel europeo.
También la cultura del agua, que ha sido tradicional en las instalaciones deportivas, ha hecho su aparición en los hoteles, con la oferta de servicios que van desde la tradicional piscina hasta el SPA o balneario más completo, pasando por los tratamientos de salud, basados en la dietética y la actividad física. El turismo deportivo o turismo activo está estrechamente relacionado con el turismo rural, ya que puede intervenir como generador de rentas complementarias y estabilizador demográfico en el mundo rural.
Y para finalizar, yo me pregunto ¿Qué está pasandos con el turismo en el Valle del Ambroz? ¿Qué iniciativas hay en comparación con las comarcas vecinas? ¿Qué apuestas hay o pensamo en el modelo de las tres “p”?… Es el momento de reflexionar y coger el tren, porque nuestra Diputación de Cáceres esta poniendo todo para hacer una comarca grande y competitiva.