Turismo presenta en Fitur Urban Birding, un producto turístico innovador en torno al cernícalo primilla


Extremadura es la única región europea que cuenta con Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAS) en núcleos urbanos. De las 23 zonas existentes, 19 han sido declaradas por la presencia de cernícalo primilla, destacando como ejemplo de conservación en cascos urbanos los casos de Trujillo, Almendralejo, Saucedilla, Alburquerque o  Cáceres.

En torno a este ave, este jueves se ha presentado en FITUR un proyecto del que forma parte la Dirección General de Turismo, con el objetivode impulsar la creación de un producto turístico innovador: Urban Birding en torno al cernícalo primilla; se desarrollarán experiencias turísticas como modelo de actividad económica sostenible a nivel local.

Inicialmente, como experiencia piloto se ha implantado en Cáceres, Jerez de los Caballeros, Plasencia, Trujillo y Zafra, localidades que han sido seleccionadas por contar con una oferta turística suficiente y de calidad, donde se pueden organizar paquetes experienciales uniendo ornitología y patrimonio histórico y cultural.

Las consejeras de Economía e Infraestructuras, Olga García, y de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, han asistido a la presentación que ha tenido lugar en el stand de Extremadura en Fitur para dar a conocer los avances del proyecto.

En materia de Turismo, la consejera Olga García ha explicado que la Dirección General de Turismo ha logrado integrar a más de 50 participantes en este producto, entre profesionales, entidades y colectivos, vinculados, de una u otra forma, con el turismo: guías oficiales, alojamientos, empresas de actividades turísticas y complementarias,  restaurantes, oficinas de información, etc.

Asimismo se han desarrollado una serie de talleres de formación para empresarios destinados a crear productos y experiencias turísticas desde sus empresas, aunando el binomio turismo patrimonial y ornitológico.

Para ello, se contará con una aplicación telefónica específica, productos audiovisuales, y diverso material publicitario para alojamientos y restaurantes, guías especializadas, juegos de pistas para localizar al cernícalo, concursos de fotografía, y “así… hasta 60 experiencias en torno al cernícalo primilla”, ha señalado.

Por otra parte, se han instalado paneles informativos exteriores en cada una de las 19 ZEPA urbanas, así como una planimetría con los principales edificios donde se ubican colonias de esta especie, respetando en todo momento los criterios de conservación del patrimonio histórico y arquitectónico.

Según ha indicado, Extremadura alberga el 20% de la población nacional de cernícalo primilla. Una especie que se encuentra en situación vulnerable, por lo que se está desarrollando diversos planes de conservación, por parte de la Dirección General de Medio Ambiente.

En su intervención, Olga García ha puesto de manifiesto el creciente interés del viajero por el turismo ornitológico, bajo el concepto de la sostenibilidad. Una  tendencia que aumenta año tras año, por lo que “queremos seguir manteniendo esa posición de liderazgo en este segmento”.

En su opinión, el proyecto Urban Birding va a contribuir a la diversificación de la oferta y generar un impacto económico positivo, ya que es un tipo de demanda de alto poder adquisitivo, y un turismo de calidad, para el que “estamos generando unas infraestructuras y equipamientos de uso público adecuados y apoyando a empresas especializadas”, ha concluido.

Por su parte la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, ha recalcado que Extremadura es la ‘única’ región de la Unión Europea que ha declarado ZEPA dentro de los cascos urbanos de pueblos y ciudades específicamente para la conservación de las colonias de cernícalo primilla, ya que la población extremeña de esta especie nidifica preferentemente en los edificios históricos de nuestras áreas urbanas.

Concretamente se han declarado 19 ZEPA urbanas en Extremadura y todas con alto valor patrimonial y, por tanto, turístico. ”Si el turismo ornitológico, el turismo medioambiental en su conjunto, está cargado de futuro, Extremadura  va a jugar un papel muy destacado en ese futuro”, ha agregado García.

Asimismo ha avanzado que el Ejecutivo regional está mejorando la calidad de los lugares de nidificación,  incluso  diseñando  y fabricando  nidales  artificiales más seguros, perdurables y económicos.

También se están marcando individuos con GPS emisores para conocer el uso que hacen del espacio y “también trabajamos mucho en educación ambiental porque por muchas tareas de conservación que hagamos, si no existe una concienciación de la gente, los esfuerzos serán baldíos”.