Vergeles lamenta los millones de euros que no se destinarán a Dependencia por el rechazo a los Presupuestos Generales del Estado

Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema de la Dependencia


El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha lamentado que el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema de la Autonomía y la Atención a la Dependencia, celebrado esta tarde en Madrid, no haya podido ser un “consejo de éxito” por el rechazo a los Presupuestos Generales del Estado.

La aprobación de las cuentas “hubiera supuesto cientos de millones de euros para atender a la Dependencia que, en el reparto a Extremadura, serían unos 24 millones, lo que nos hubiese permitido acabar con la lista de espera del SEPAD”, ha señalado.

En declaraciones a los medios de comunicación, previas a la celebración del Consejo, Vergeles ha dicho que, además, queda pendiente que los cuidadores informales, en su mayoría cuidadoras, coticen a la Seguridad Social, algo que se eliminó en 2012 por el gobierno de Rajoy.

En ese sentido, ha apostado por la fórmula de los decretos leyes para poder desarrollar aspectos como éste, “tan necesarios y sentidos por la ciudadanía”.

El consejo incluye “puntos importantes” como el Plan de Alzheimer, para el que Extremadura ha presentado alegaciones en el sentido de “pedir que se amplíe a otros tipos de demencia y que se coordine la atención sanitaria y la social”. El consejero considera que es un plan “muy esperado y necesario, dado el envejecimiento de la población”.

Otro punto importante es la presentación del anteproyecto de ley orgánica de Protección integral de la Infancia y la Adolescencia frente a la violencia, con el que Extremadura está de acuerdo y que “esperemos que el Ministerio lo consensúe con las Comunidades Autónomas y salga adelante con el próximo gobierno”, ha afirmado Vergeles.

Por otra parte, el consejero considera que tras llegar a un acuerdo en el reparto del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para programas de Atención Social, el ministerio tiene que dar información sobre la situación del impuesto a sociedades y empresas, ya que Extremadura destinaría esos fondos a la creación de plazas residenciales para las personas con discapacidad que van envejeciendo y que necesitan centros asociados a los dispositivos donde han estado atendidos desde la infancia para que puedan completar su itinerario vital.