Nuevo duelo entre eslovenos en el Grand Colombier, resuelto una vez más en favor de Tadej Pogačar (UAE Team Emirates), que batió a Primoz Roglic (Jumbo-Visma) al sprint tras una extenuante ascensión. Segunda victoria de Pogačar en duelo particular con su compatriota, que se tiene que conformar con una diana… y con el maillot amarillo, siendo Pogačar y Urán segundo y tercero en la general. La noticia del día fue el desfallecimiento del vigente campeón Egan Bernal (Ineos Grenadiers), descolgado al inicio de la subida final, quien perdió más de siete minutos en meta. Jornada de descanso este lunes antes de retomar la carrera con nuevas etapas de alta montaña en los Alpes.

157 corredores tomaron la salida en la decimoquinta etapa del Tour de Francia 2020, con un recorrido previsto de 174,5 kilómetros entre Lyon y el Grand Colombier, a las 12:49. La escapada del día tardó 27 kilómetros en fraguar, lo cual provocó que en la primera hora de competición se rodara a una media de 53,5 km/h. Al cabo, Kévin Ledanois (Arkéa-Samsic), Simon Geschke, Matteo Trentin (CCC Team), Jesús Herrada (Cofidis), Marco Marcato (UAE Team Emirates), Niccolo’ Bonifazio (Total Direct Energie), Michael Gogl (NTT Pro Cycling) y Pierre Rolland (B&B Hotels-Vital Concept) lograron abrir hueco. En el kilómetro 14, todavía en plena lucha por la fuga, Bob Jungels (Deceuninck-Quick Step) y Sergio Higuita (EF Education First) hicieron el afilador, acabando el campeón nacional colombiano en el suelo. Poco después, abandonaría el Tour de Francia.

Rolland, el más fuerte de la fuga

Trentin fue el primero en el sprint intermedio de Bouchage (SI, km 58), en el cual Sam Bennett (Deceuninck-Quick Step) batió a Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) para ampliar en dos puntos su ventaja al frente del maillot verde. Fue al pie de la Montée de la Selle de Fromentel (1ª, km 111), kilómetro 100 de etapa, que la escapada marcó su ventaja máxima del día sobre el pelotón controlado por Jumbo-Visma: 4’35”. A 5 kilómetros de la cima, Geschke arrancó llevándose consigo a Rolland y Herrada mientras Gogl se marcaba su propio ritmo para acabar contactando. El español sería el primero en coronar el puerto, con 3’20” sobre un pelotón ya bastante reducido al paso marcado por Jumbo-Visma y UAE Team Emirates. No habría grandes novedades en el Col de la Biche (1ª, km 129): Geschke perdería comba respecto a los otros tres fugados y Rolland coronaría primero con 2’00” sobre un grupo de favoritos cada vez más pequeño.

Apocalipsis de Quintana y Bernal

En el descenso del Col de la Biche (1ª, km 129) se quedarían solos en cabeza de carrera Rolland y Gogl. El francés sería el último superviviente de la fuga, siendo atrapado por el grupo de favoritos a 13 kilómetros de meta. Justo en ese momento se descolgaban Nairo Quintana (Arkéa-Samsic) y Egan Bernal (Ineos Grenadiers), que encararon sendos ‘via crucis’ para perder 3’50” en meta en el caso del primero y 7’21” en el caso del vigente campeón del Tour de Francia. En el grupo de favoritos, Wout van Aert, George Bennett y Tom Dumoulin se alternaron para marcar un ritmo muy elevado, dejando el lote en una docena de hombres que se jugarían la victoria en el último kilómetro. Primoz Roglic (Jumbo-Visma) fue el primero en demarrar a 600 metros de meta. Richie Porte (Trek-Segafredo) dijo la suya a 300, pero Tadej Pogačar (UAE Team Emirate) remacharía a 150 para hacerse con el triunfo.