Bienvenido a la nueva edición digital de La Aldaba

Jumbo-Visma encumbra a Vingegaard en Hautacam

Hervás, 21 de julio de 2022

El Tour de Francia 2022 quedó sentenciado en Hautacam. El equipo Jumbo-Visma realizó una exhibición para defender las opciones de su líder, el maillot amarillo Jonas Vingegaard, que hizo honor al esfuerzo de sus compañeros y se alzó con la victoria de etapa amén de rematar el triunfo de la general al descolgar en los compases finales a su máximo rival Tadej Pogacar (UAE Team Emirates). El esloveno, campeón saliente de la Grande Boucle, asestó varios ataques al danés en el Col de Spandelles, penúltimo puerto del día. Sin embargo, una caída en el descenso del mismo acabó con sus opciones de desbancar a un Vingegaard imperial cuyo primer lugar en la cima de la subida final le comporta asimismo la victoria matemática en la clasificación de la Montaña. Geraint Thomas (Ineos Grenadiers), por su parte, consiguió asegurar su plaza de podio provisional en espera de la crono de Rocamadour, que terminará de ordenar unos puestos de honor ya muy definidos.

140 corredores tomaron la salida en la decimoctava etapa del Tour de Francia 2022, que cubriría 143,2 kilómetros entre Lourdes y Hautacam, a las 13:36. No fueron de la partida Chris Froome (Israel-Premier Tech), Imanol Erviti (Movistar Team) y Damiano Caruso (Bahrain Victorious), todos ellos positivos en Covid-19. El ganador matemático del maillot verde Wout van Aert (Jumbo-Visma) fue el autor del primer ataque del día, lo cual marcó la tónica de un inicio muy exigente: 49,7 km/h de media en la primera hora de carrera sin que la escapada llegara a cristalizar debido al interés de Cofidis por insertar en la misma al líder de la clasificación de la Montaña, Simon Geschke. Sería en el kilómetro 47 que se conformaría una fuga con Van Aert y una treintena de ciclistas más entre los que figuraban Giulio Ciccone (Trek-Segafredo), Tiesj Benoot (Jumbo-Visma), Daniel Martínez (Ineos Grenadiers), Bob Jungels (Ag2r-Citröen), Matteo Jorgenson (Movistar Team), Valentin Madouas (Groupama-FDJ), Andreas Leknessund (Team DSM), Carlos Verona (Movistar Team) o Rigoberto Urán (EF Education-EasyPost). Van Aert fue el primero en Laruns (SI, km 58,5), donde la escapada contaba unos exiguos 23” de ventaja sobre el pelotón.

Una fuga tremendamente competida

Nada más empezar el Col d’Aubisque (HC, km 76,7), Geschke aceleraría y se llevaría a rueda a corredores como Enric Mas (Movistar Team), Thibaut Pinot (Groupama-FDJ), Alexey Lutsenko (Astana Qazaqstan) que llegarían a cabeza de carrera. El maillot de puntos rojos, por el contrario, no conseguiría empalmar y se despedía así de la clasificación de la Montaña. Ciccone sería el primero en coronar el coloso pirenaico, con el pelotón a 3’20” conducido por Jumbo-Visma. En el descenso se producirían cortes en la escapada que perjudicarían a corredores con Enric Mas, quien quedó fuera de la contienda.

Cinco ataques de Pogacar

Llegado el Col de Spandelles (1ª, km 110), el estadounidense Brandon McNulty (UAE Team Emirates) tomó la cabeza del grupo principal para reducirlo y preparar el terreno para el ataque de su líder, Tadej Pogacar. Nada menos que cinco ataques ensayaría el esloveno… y cinco veces respondería su rival Jonas Vingegaard (Jumbo-Visma), apoyado de manera intermitente por su gregario Sepp Kuss. Por delante, Van Aert forzaba una selección para pasar primero por el puerto acompañado únicamente por Martínez y Pinot.

Una imagen icónica

En la bajada de Spandelles, Pogacar trató de lanzarse cuesta abajo. Su exigente ritmo estuvo a punto de provocar la caída de su rival Vingegaard, que logró controlar la bici para no irse a suelo a 32 kilómetros de meta. Pogacar, por el contrario, no consiguió evitar la caída apenas dos más tarde. En ese momento, el danés eligió esperar a su rival esloveno. Cuando volvieron a contactar, Pogacar tendió la mano a Vingegaard y éste respondió estrechándola para propiciar una imagen que pasó instantáneamente a la historia del ciclismo.

Gran servicio de Kuss y Van Aert para Vingegaard

Todo quedó para la subida final a Hautacam (HC, Meta), que el trío cabecero demarró con 2’25” de ventaja sobre el grupo del maillot amarillo donde Kuss recibía el refuerzo de Benoot y se habían integrado durante la bajada Geraint Thomas (Ineos Grenadiers) o Louis Meintjes (Intermarché-Wanty Gobert), este último escapado durante buena parte de la etapa. El ritmo de Kuss sólo pudo ser soportado por Vingegaard y Pogacar, que llegarían a cabeza de carrera a 5 kilómetros de meta. Consumada la caza, Van Aert se vaciaría para descolgar al esloveno a 4,5 del final y dejar al maillot amarillo en solitario con sólo 3,5 kilómetros por delante. Finalmente, Vingegaard se impondría en meta con 1’03” sobre Pogacar, 2’10” sobre Van Aert, 2’53” sobre Thomas y 2’57” sobre Gaudu.

Etiquetas de noticias
Compartir noticia