Bienvenido a la nueva edición digital de La Aldaba

Los centros sanitarios extremeños han atendido nueve casos de afectados por ‘golpe de calor’ desde principios de junio

Hervás, 22 de julio de 2022

Los centros sanitarios extremeños han atendido desde principios del mes de junio a nueve personas afectadas por un ‘golpe de calor’, tres de las cuales han fallecido, según un informe elaborado por la Subdirección de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública del Servicio Extremeño de Salud (SES).

De los nueve afectados, siete han precisado ingreso hospitalario –dos de ellos en unidades de cuidados intensivos (UCI)–, mientras que los dos restantes fueron atendidos en los servicios de Urgencias de los hospitales, donde recibieron el alta en el mismo día.

Esta semana se ha registrado el fallecimiento de una mujer y un hombre, los días 19 y 20 de julio respectivamente, ambos en el hospital de Don Benito-Villanueva. El informe también recoge el fallecimiento de un varón en el mismo hospital el pasado 28 de junio, si bien Epidemiología no ha recibido notificación sobre la causa de la muerte hasta esta semana. Los fallecidos tenían edades comprendidas entre los 60 y los 85 años.

De los restantes cuatro pacientes que han requerido hospitalización, tres han recibido el alta y uno continúa aún ingresado.
Entre los nueve pacientes atendidos por ‘golpe de calor’, seis hombres y tres mujeres, hay personas de prácticamente todos los grupos de edad. Se ha registrado un caso en el grupo de menos de 20 años, uno en el de 20 a 30, uno en el de 40 a 50, uno en el de 50 a 60, uno en el de 60 a 70, tres en el de 70 a 80, y uno en el de mayores de 80 años.

Al menos cuatro de ellos sufrieron el ‘golpe de calor’ mientras trabajaban en el exterior expuestos al sol, uno de ellos cuando se encontraba en el domicilio y en los otros cuatro casos no consta.

Cuatro de los casos registrados se han producido en el Área de Salud de Don Benito-Villanueva, dos en la de Badajoz, dos en la de Plasencia y uno en la de Navalmoral de la Mata.

En el informe también se recoge el número de afectados, ingresos y fallecidos por un golpe de calor desde el año 2012 hasta el 2021.

Así, en 2012, 25 personas se vieron afectadas por un ‘síncope de calor’, nueve de ellas fueron ingresadas y dos fallecieron. En 2013 la cifra descendió y se atendieron a 10 personas, dos de ellas precisaron ingreso hospitalario y una persona falleció. En el año 2014 no constan datos sobre estos parámetros.

En el año 2015 fueron 14 las personas que acudieron a un centro sanitario, de las que once necesitaron ingreso y tres fallecieron. En 2016, los afectados fueron 16, con once ingresos y ningún fallecido. El año 2017, las personas aquejadas por gol pe de calor fueron diez, nueve fueron ingresadas y dos personas fallecieron. En el año 2018 estos datos se incrementaron, recogiéndose un total de 18 personas afectadas, de las que doce tuvieron que ser ingresadas y cinco fallecieron.

El año 2019 estas cifras descendieron y nueve personas sufrieron golpes de calor, de las que tres necesitaron ingreso y no hubo ningún fallecido. En 2020 los afectados también se redujeron y fueron siete las personas afectadas, de las que dos fueron ingresadas en centros sanitarios y no hubo fallecidos por esta causa. Y en 2021 también descendió el número de afectados y fueron cinco las personas atendidas, de las que dos fueron ingresadas y no se produjo ningún fallecimiento.

 

RECOMENDACIONES PARA EVITAR UN ‘GOLPE DE CALOR’

Para evitar sufrir un ‘síncope por calor’, la Dirección General de Salud Pública del SES recuerda la importancia de seguir unas pautas básicas de conducta como evitar la exposición al sol y actividades que supongan esfuerzo físico durante las horas centrales del día, al menos entre las 12:00 y las 18:00 horas, e hidratarse bebiendo como mínimo un vaso de agua cada dos horas aunque no se tenga sed, algo especialmente importante en el caso de personas mayores y niños pequeños.

También se aconseja tomar comidas ligeras, evitar bebidas alcohólicas o excitantes y ventilar las viviendas abriendo las ventanas por la noche y cerrándolas durante el día.

En caso de sufrir síntomas como mareo, calambres, agotamiento, dolor de cabeza o confusión, el Servicio Extremeño de Salud recomienda dejar la actividad que se esté realizando, beber agua, descansar a la sombra o en un sitio fresco, y a ser posible refrescarse con un baño o una ducha.

Si los síntomas se agravan con fiebre, dolor de cabeza fuerte, náuseas, pulso acelerado pero débil o pérdida de consciencia, es necesario buscar asistencia médica de inmediato, bien a través del teléfono 112 o acudiendo al centro sanitario más cercano.

Etiquetas de noticias
Compartir noticia