Bienvenido a la nueva edición digital de La Aldaba

La suiza ganó en solitario la 4ª etapa en las calles de Bar-sur-Aube, en una conducción todoterreno

París , a 26 de julio de 2022

La suiza ganó en solitario la 4ª etapa en las calles de Bar-sur-Aube.

Un pelotón de 131 corredoras parte desde Troyes para afrontar con Zwift una de las etapas más temidas de este Tour de Francia Femenino, la de los caminos blancos, cuya longitud acumulada es de 12,9 kilómetros. Muchos corredoras intentan escapar en el largo tramo de llanura que precede a las primeras dificultades. Formada en el km 42, la fuga del día la forman las francesas Laura Asencio (Ceratizit WNT) y Coralie Demay (St-Michel Auber 93) además de la belga Valerie Demey (Liv Racing Xstra). Este último se deja llevar en la primera ascensión, la costa de Celles-sur-Ource (3ª categoría), en cuya cima comienza el primero de los cuatro caminos. Asensio llega primero a la tierra. El pelotón, cuyo desembolso se ha elevado a 2’40”, se encuentra sólo un minuto por detrás.

Galería de imágenes de la etapa de hoy:

Video resumen de la etapa de hoy:

El solo de Demay

Demay despega en la costa de Val des Clos (3ª categoría) y aborda en solitario el sendero Hautes Forêts en cabeza. Reducido a unas veinte unidades, el pelotón vuelve pisando los talones al pistard pero se levanta justo antes de recuperarlo. Un indulto que le permite a Demay recuperar una ventaja de 45 ”con 40 km para el final. La francesa finalmente es atrapada en la entrada del camino de la meseta Blu, el más largo del día (4400 m), a 36 km de la meta.

Las desgracias de Mavi García

Los grandes nombres sufren pinchazos. Ganadora de la 3ª etapa ayer, Cecilie Uttrup Ludwig (FDJ-Suez-Futuroscope) cambia su rueda trasera por la de su compañera de equipo Vittoria Guazzini. Mavi Garcia (UAE Team ADQ) y la tercera en la general Katarzyna Niewiadoma (Canyon//Sram Racing) sufren el mismo destino. Pero los tres líderes logran volver a la vertiente de Maître Jean. Elegida la corredora más combativa de la 3.ª etapa, Alena Amialiusik (Canyon//Sram Racing) intenta aprovechar un tiempo muerto para salir del pelotón. Sin éxito esta vez. Por otro lado, Marlen Reusser (SD Worx) logra encontrar la apertura a 23 km de la meta.

Conducción todoterreno

En el último trazado, el de Vitry, Annemiek van Vleuten (Movistar) y Elisa Longo Borghini (Trek-Segafredo) se distancian tras unas incidencias mecánicas. García ataca antes de sufrir un nuevo pinchazo. Un poco más adelante, el auto de su equipo la atropelló accidentalmente, pero logró volver a la carretera. Enfrente, Reusser hace gala de su habilidad de rodar para ampliar la distancia, incluso sobre los contraatacadores. En la cima de la subida de Bergères, la campeona de Europa contrarreloj tiene 45” sobre Alena Amialiusik (Canyon//Sram Racing), Evita Muzic (FDJ-Suez-Futuroscope) y Veronica Ewers (EF Education-Tibco-SVB) y más de un minuto sobre un pelotón resignado.

 

Vos, un día más en amarillo

Marlen Reusser nunca más será vista. La suiza ganó en solitario la 4ª etapa en las calles de Bar-sur-Aube, dando al equipo SD Worx, número 1 del mundo en el ranking UCI, su primera victoria en este Tour de Francia femenino con Zwift. Muzic se hace con la 2ª plaza a 1’24”, firmando así el mejor resultado de un corredor francés tras las 4 primeras etapas. Ganadora del pelotón sprint (+1’42”), Marianne Vos (Jumbo-Visma) mantiene su maillot amarillo a pesar de las ofensivas de sus contrincantes, como su subcampeona Silvia Persico, que probó suerte en la cima del Val Perdu costa, a 5 km de la meta.

Perfil de la etapa de mañana:

Etiquetas de noticias
Compartir noticia