Bienvenido a la nueva edición digital de La Aldaba

Investigado el responsable de un tendido eléctrico cuya estado provocó un incendio forestal en la Aldea Tudal de Villanueva de la Vera

Hervás, a 18 de agosto de 2022

Agentes de la Guardia Civil durante la investigación del caso.

El Servicio de Protección de la naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, le ha investigado como presunto autor de un delito de incendio forestal, causado por negligencia

La investigación, llevada a cabo por los agentes, ha permitido esclarecer los hechos, determinando que el incendio se habría originado como consecuencia del mal estado que presentaba uno de los cables del tendido eléctrico que atravesaba la zona del mismo

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de Jarandilla de la Vera (Cáceres), han investigado al responsable de una línea eléctrica cuya mal estado, supuestamente, originó el incendio forestal ocurrido, el pasado mes de julio, en la Aldea Tudal de Villanueva de la Vera (Cáceres), en el que fueron quemadas más de 6 hectáreas de terreno.

LOS HECHOS:

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 19 de julio, con la declaración de un incendio forestal en la Aldea Tudal, perteneciente al término municipal de Villanueva de la Vera (Cáceres).

Tan pronto como se tuvo conocimiento de este hecho, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de Jarandilla de la Vera (Cáceres), en calidad de Policía Judicial Medioambiental específica, se desplazaron hasta el lugar, observando que se trataba de un incendio forestal en una zona de robledal y monte bajo, que afectaba también a parcelas de cultivo y edificios de uso agrícola.

En coordinación con personal del Infoex, presentes en el lugar, se estableció un dispositivo de seguridad con agentes de Seguridad Ciudadana, pertenecientes al Puesto de Villanueva de la Vera (Cáceres), al objeto de asegurar la zona y permitir el trabajo de los medios de extinción.

En la extinción del incendio participaron tres helicópteros, cinco autobombas, 12 bomberos del SEPEI de Navalmoral de la Mata (Cáceres), 3 técnicos y agentes del Medio Natural de la Junta de Extremadura, 24 componentes del Infoex, 8 componentes de Protección Civil de Madrigal de la Vera (Cáceres), así como servicios de extinción de Castilla León-Candeleda y de Castilla La Mancha-Oropesa, además de 2 agentes de Policía Local de Madrigal de la Vera y 4 agentes del SEPRONA y de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil.

Extinguido el incendio, a primeras horas del pasado día 20 de julio, y  habiéndose quemado una superficie de terreno algo mayor a las 6 hectáreas, los agentes del SEPRONA abrieron una investigación para esclarecer lo ocurrido, llevando a cabo la correspondiente inspección técnico ocular, así como la confección del informe técnico de investigación de causas del incendio, que determinaron que el origen del mismo se encontraba en la línea eléctrica que discurría por la zona afectada, la cual presentaba un cable en mal estado, justo encima del área del inicio el incendio, unido a que la vegetación existente en esta zona no presentaba el obligado estado de limpieza.

Por todo ello, se realizaron gestiones tendentes a conocer la titularidad de la línea eléctrica que, supuestamente, había originado el incendio, averiguando que se trataba de una línea de titularidad privada, perteneciente a una comunidad de propietarios. Identificada la persona responsable de esta, en cuya obligación se encontraba la prevención y revisión del tendido eléctrico para evitar situaciones de riesgo que derivaran en un incendio forestal como el ocurrido, se procedió a su investigación como presunto autor de un delito de incendio forestal, por negligencia, instruyéndose al efecto las correspondientes diligencias que han sido remitidas a la autoridad judicial competente en Navalmoral de la Mata (Cáceres).

Etiquetas de noticias
Compartir noticia