Bienvenido a la nueva edición digital de La Aldaba

Visitas guiadas en el Museo de Cáceres para conocer la joyería de filigrana cacereña

Hervás, a 23 de agosto de 2022

El Museo de Cáceres organiza una serie de visitas guiadas a la exposición ‘Orives. La joyería de filigrana cacereña’, una muestra conformada por más de doscientas piezas que ilustran la importancia de los trabajos de oro y plata en la provincia cacereña desde la Prehistoria.

Estas visitas guiadas y comentadas, de carácter gratuito, se desarrollarán en grupos formados por un máximo de 15 personas los días 6, 16, 23, 30 de septiembre y 7 de octubre a las 11:00 de la mañana.

Las personas interesadas deberán inscribirse en la página web del Museo de Cáceres a través del siguiente formulario http://museodecaceres.juntaex.es/web/view/portal/index/contactPage.php?id=11&fbclid=IwAR0npLSDW-nYnss-heRnu7kUb2t_CDgpEFO040d4pr86aWhdiBYya8mQ-0M

Las joyas hechas de filigrana son una parte esencial de lo que se conoce como el aderezo cacereño; prácticamente no hay celebración popular, religiosa o profana, romería o ritual festivo en que no se haga presente la riqueza de la joyería tradicional. Desde el primer tercio del siglo XIX, cientos de orives, como se llama a los orfebres en Extremadura, han contribuido al esplendor de la joyería de filigrana en la provincia cacereña. Los primeros llegaron de Portugal y trajeron su arte, su tecnología, su organización del trabajo y su repertorio de joyas, que pervive todavía hoy.

La filigrana y el granulado son técnicas de la orfebrería que llegan a Extremadura en la Segunda Edad del Hierro II, a través del contacto con el mundo tartésico, adonde las habían llevado los fenicios. Posteriormente, la filigrana pervive entre los orfebres andalusíes y hebreos, pero desaparece con la expulsión de judíos y moriscos y tardará siglos en recuperarse.

Desde finales del siglo XVIII las joyas de filigrana portuguesa causan furor entre las extremeñas, a través del contrabando y ya en las primeras décadas del siglo XIX comienzan a llegar orives portugueses que se afincan en Zarza la Mayor y posteriormente en Cáceres, Ceclavín, Plasencia, etc.

A lo largo del siglo XIX, cientos de jóvenes cacereños aprenden el oficio y lo ejercen por toda la provincia, siendo bien conocidos los de Torrejoncillo, Acehúche, Garrovillas y un largo etcétera de pueblos. Más de 400 orives han trabajado en la provincia a lo largo de los siglos XIX y XX.
La exposición “Orives. La joyería de filigrana cacereña” recoge, a través de más de 200 objetos, la historia y la técnica de este arte tan nuestro, parte esencial del patrimonio cultural extremeño, y quiere rendir homenaje a sus protagonistas.

Los objetos reunidos proceden del Museo de Cáceres, Museo Arqueológico Provincial de Badajoz, Museo Arqueológico de Córdoba, Museo Lázaro Galdiano, Museo Sorolla, Museo del Traje, Museo de Valladolid y Museu do Ouro de Travassos (Portugal), además de la Catedral de Coria, Iglesia de San Juan y Ermita de San Antonio de Cáceres, y de varios orives y coleccionistas particulares.

“Orives. La joyería de filigrana cacereña” se expone en el Museo de Cáceres hasta el día 9 de octubre en horario de martes a viernes de 9:30 a14:30 y 16:00 a 20:00 horas; los sábados y festivos la visita comienza a las 10:00 horas, mientras que los domingos el horario es solo de mañana de 9:30-14:30 horas.

Etiquetas de noticias
Compartir noticia