Bienvenido a la nueva edición digital de La Aldaba

La Guardia Civil detecta a un grupo dedicado a cometer hurtos y robos a través del método del “pinchazo de neumáticos” y frustra su actividad delictiva

Hervás, a 23 de agosto de 2022

Se trataría de un grupo de cinco personas, organizadas para cometer hurtos y/o robos a personas mediante este método

Cuatro de sus integrantes han sido investigados por un delito de hurto, en grado de tentativa, tras pinchar una rueda al vehículo de una de sus víctimas, además de pertenencia a organización criminal

La Guardia Civil recomienda desconfiar ante cualquier suceso extraño que nos ocurra en carretera o cuando estacionemos ante un banco o grandes superficies

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Equipo ROCA de Coria (Cáceres), han frustrado la supuesta actividad delictiva de un grupo de personas que, de manera organizada, pretendían cometer hurtos y/o robos a personas mediante el método del “pinchazo de neumáticos”, en la localidad de Moraleja (Cáceres). Cuatro de sus integrantes han sido investigados por los delitos de hurto, en grado tentativa, y pertenencia a organización criminal.

LOS HECHOS:

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 11 de agosto, cuando agentes del Equipo ROCA de Coria (Cáceres), se encontraban prestando servicio por la localidad de Moraleja (Cáceres), y se percataron de la presencia en la avenida principal, de varias personas que se encontraban en una actitud vigilante, sospechosa para los agentes.

Tras observar el comportamiento de los mismos, y analizar su actividad, los agentes pudieron ver que, dos de ellos, mientras esperaban en la puerta de dos sucursales bancarias distintas, no paraban de comunicarse a través de un pinganillo que llevaban puesto en una oreja.

Del mismo modo, observaron en las inmediaciones a otras dos personas, que también hacían uso de un pinganillo, una de las cuales colocó algún objeto debajo de la rueda de un turismo que se encontraba estacionado, y en el que, momentos después, montaron dos personas mayores. Al iniciar la marcha, el vehículo pinchó una de sus ruedas y tras ello, varios de los sospechosos se acercaron rápidamente al conductor indicándole que había pinchado, con el claro propósito de que detuviera el vehículo.

En este momento, los agentes decidieron intervenir, consiguiendo interceptar a uno de los dos vehículos que estaban implicados en los hechos. En él viajaban un hombre y una mujer, de 48 y 42 años de edad, vecinos de Madrid, a quienes les fueron intervenidos numerosos objetos que, supuestamente, serían utilizados para cometer hechos delictivos relacionados con el hurto y/o robo a personas, tales como pinganillos y micrófonos para permanecer en contacto entre ellos, punzones, navajas, cúteres, etc.

Identidad falsa

En el momento de su identificación, la mujer no aportó ningún documento acreditativo de la identidad que, verbalmente, había facilitado, comprobándose después, que esa identidad resultaba ser falsa, si bien no evitó que los agentes pudieron obtener su verdadera identidad, comprobando que sobre ella pesaban antecedentes relacionados con otros hechos delictivos, similares a los investigados, cometidos en diferentes lugares del territorio nacional.

“Modus Operandi”

El estudio y la investigación de los hechos, realizada por los agentes, permitió determinar que el “modus operandi” utilizado por este grupo, era el conocido como “pinchazo”, consistente en que, tras entrar a una entidad bancaria para seleccionar a la víctima, normalmente personas mayores que pudieran estar sacando una importante cantidad de dinero, la seguían hasta su vehículo, donde procedían a pincharle una rueda, de forma que, cuando la persona se daba cuenta, muy afablemente se ofrecían para ayudarla, momento que aprovecharían para sustraer el dinero que había extraído de la sucursal bancaria.

En el transcurso de la investigación, los agentes averiguaron la identidad de dos integrantes más del grupo, de 45 y 42 años de edad, quienes habían abandonado la localidad, junto a una quinta persona, en otro de los vehículos implicado en los hechos, y que también poseen antecedentes relacionados con diferentes delitos contra el patrimonio.

De esta manera, la actividad operativa de los agentes permitió frustrar, en esta localidad cacereña, la eventual comisión de otros hechos delictivos relacionados con el hurto o robo a personas, por parte de este supuesto grupo organizado, habiéndose remitido al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, en funciones de guardia, de Coria (Cáceres), las diligencias instruidas por los supuestos delitos de hurto, en grado de tentativa, y pertenencia a organización criminal.

Consejos para evitar o minimizar el riesgo de ser víctimas de este tipo de delitos

Se recomienda desconfiar ante cualquier suceso extraño que nos ocurra en carreteras o vías de servicio, o cuando estacionemos en un banco o una gran superficie, especialmente si detectamos una rueda sin aire o un pinchazo repentino, sin explicación aparente. Ante cualquier situación de este tipo, es importante analizar la situación y el entorno, y que consideremos los posibles riesgos y opciones alternativas, llamando, en caso de duda, al teléfono de la Guardia Civil en el 062.

Etiquetas de noticias
Compartir noticia